Estrada se escapa de derrota

Rojos vencen a Milwaukee con rally de 5 en el octavo episodio
Estrada se escapa de derrota
Khris Davis (izq.), de Milwaukee, se barre en el home. Tucker Barnhart, es el catcher de los Rojos.
Foto: GETTY IMAGES

CINCINNATI, Ohio.— Los Rojos necesitaban acercarse a los Cerveceros de Milwaukee, líderes de la División Central, y lo lograron con un triunfo por pizarra de 8-3.

Con la pizarra empatada a tres carreras en el octavo inning, el cubano Brayan Peña salió de la madriguera para descargar un jonrón de dos carreras que encendió la chispa de cinco carreras para establecer la diferencia en un duelo de equipos rivales de división.

Pese a sufrir su segunda derrota al hilo, Milwaukee continúa con el mejor récord de las Grandes Ligas (20-9) y mantiene ventaja de seis juegos y medio sobre Cincinnati (13-15).

El abridor de los Cerveceros, el mexicano Marco Estrada (2-1), salió sin decisión en la que fue su sexta apertura de la temporada.

El derecho sonorense tiró seis entradas en las que permitió tres carreras, seis hits, ponchó a seis y dio cuatro boletos.

Dos de los seis imparables que permitió Estrada fueron jonrones. Hizo 98 lanzamientos y su efectividad subió a 3.13.

Tucker Barnhart le sacó su primer jonrón de la tempoprada en el quinto y Todd Frazier hizo lo propio en el sexto con uno a bordo. Ahí se le escapó la pudo haber sido su tercera del año a Estrada.

Un doblete productor de dos carreras del dominicano Carlos Gómez lo salvó de la derrota al empatar el partido en la parte alta del séptimo.

Peña, bateando de emergente alineó su segundo cuadrangular de la temporada frente al relevista Jim Henderson (1-2), que sufrió la derrota.

El favorecido con la emboscada del octavo episodio fue el abridor Homer Bailey (2-2), que manejó a raya a los Cerveceros por ocho entradas.

El derecho de los Rojos aisló ocho hits y permitió las tres carreras. Ponchó a cuatro. Jonathan Broxton cerró el juego.

En Baltimore, los Orioles hundieron más a los Piratas de Pittsburgh al vencerlos por 5-1 en el primer juego de una doble cartelera.

Steve Pearce se encargó de la ofensiva de los oropéndolas conectando tres hits e impulsando dos carreras.

Nick Markakis se unió a la ofensiva con un cuadrangular y el último bate de la novena de Baltimore, Ryan Flaherty, produjo dos rayitas.

Flaherty se apuntó imparable después de Pearce, quien igualó la máxima cifra de su carrera en hits en un partido.

Por cierto, el 22 de abril pasado, los Orioles dejaron fuera del plantel titular a Pearce de su roster el 22 de abril, y cinco más tarde lo daban de baja. Pero el lunes pasado lo volvieron a llamar debido a que el iniciallista el artillero, Chris Davis, fue colocado en la lista de lesionados de 15 días por una repentina lesión.

En una causa perdida, el mejor bucanero de los Piratas, el dominicano Pedro Alvarez aportó par de hits e impulsó una carrera por la novena de Pittsburgh que dejó a 13 corredores en espera de remolque.

Los Piratas han perdido 14 de 18 juegos después de comenzar la temporada con récord de 6-3. El revés acabó con una racha ganadora del equipo de nueve triunfos en partidos de Interlilgas, pero en gira.

Antes del partido, los Orioles sacaron de la lista de lesionados de 15 días, al infielder Manny Machado y enviaron al Norfolk, su sucursal Triple A, a Steve Lombardozzi.

Machado, de 21 años de edad, jugó en tres partidos de rehabilitación en el club Frederick de nivel Clase A, donde tuvo promedio de .667 producto de ocho hits en 12 turnos. Bateó cuatro dobles, un triple, impulsó dos carreras y anotó cinco, demás se robó una base.

El antesalista de ascendencia dominicana, fue instalado en la lista de inhabilitados después de someterse a una cirugía para corregir un desgarro de un ligamento de su rodilla izquierda el pasado 14 de octubre del 2013.

Machado, quien sufrió la lesión el 23 de septiembre al pisar mal la primera base en Tampa, fue seleccionado para su primer Juego de Estrellas en 2013.