Fiscalía de El Salvador acusa a expresidente Flores de corrupción

La acusación incluye una petición al tribunal de justicia para que ordene la captura de Flores
Fiscalía de El Salvador acusa a expresidente Flores de corrupción
La Fiscalía de El Salvador acusó ante la justicia a Flores por presuntos delitos de corrupción en el manejo de millonarias donaciones de Taiwán.
Foto: Archivo / EFE

SAN SALVADOR.- La Fiscalía de El Salvador presentó hoy una acusación formal contra el expresidente Francisco Flores en el Juzgado Primero de Paz y pidió su captura provisional en un caso que involucra 15 millones de dólares donados por Taiwán.

El fiscal de la unidad de delitos financieros de la Fiscalía, Elías Menjivar, dijo a periodistas que el exmandatario es acusado por delitos de peculado, enriquecimiento ilícito y desobediencia, este último por negarse a acudir al Congreso para la investigación.

Explicó que el delito de peculado está relacionado a un reporte de operaciones sospechosas del Departamento de Estados Unidos, que involucra al exmandatario por el lavado de 10 millones de dólares, relacionados con un donativo que Taiwán otorgó al país.

Anunció que el fiscal general Luis Martínez ofrecerá más detalles en las próximas horas sobre la acusación presentada ante el tribunal de paz que tiene cinco días para elevar la audiencia inicial del proceso.

El fiscal de la unidad de delitos financieros precisó que a más tardar la audiencia inicial se realizará este jueves y que no será necesaria la presencia del exgobernante para celebrar dicho proceso.

Como medidas cautelares, la fiscalía pidió decretar instrucción formal con detención provisional.

Asimismo, anunció que el delito de peculado contempla una pena de 10 años de prisión, lo mismo que por enriquecimiento ilícito, mientras que por el delito de desobediencia el castigo es de tres años, por lo que Flores estaría enfrentando una pena mínima de 23 años.

Menjivar enfatizó que las investigaciones de la Fiscalía sobre el caso de corrupción contra el expresidente Flores continúan.

El ex jefe de Estado (1999-2004) admitió ante una comisión legislativa haber recibido millonarios donativos de Taiwán de manera irregular sin ingresarlos al erario público, pero no ha podido aclarar el destino de los fondos.