‘No me han silenciado’

Eduardo "Piolín" Sotelo se sumaría a las marchas si hubiera unidad
‘No me han silenciado’
Eddie 'Piolín' Sotelo dice que fue la desunión entre los activistas pro inmigrantes lo que lo llevo a no seguir apoyando las marchas.
Foto: EFE

Si las organizaciones que defienden a los inmigrantes y convocan a marchas por una reforma migratoria estuvieran unidas, Eduardo “Piolín” Sotelo se sumaría a la movilización tal y como lo hizo en 2006.

Así lo hizo saber el famoso locutor de radio en entrevista para La Opinión al asegurar que nunca fue objeto de censura por apoyar las marchas como lo han insinuado algunos activistas.

“Había una propuesta de ley que nos iba a hacer criminales por el simple hecho de echarle la mano a un paisano”, mencionó Sotelo en referencia a la HR4437 que impulsó el congresista James Sensenbrenner.

“Entonces empecé a preguntarle a abogados de inmigración qué es lo que podíamos a hacer y nos empezamos a reunir con organizaciones que representan a los inmigrantes, propusimos hacer una marcha pacífica, con playera blanca, la bandera de Estados Unidos y llevar una bolsa de plástico para recoger la basura de la calle”, recordó.

“Fue una unión muy grande, porque fue el esfuerzo de todos, de mis colegas locutores, personalidades y de la gente”, mencionó quien ahora transmite su programa matutino El Show de Piolín por el canal 147 de SiriusXM.

El siguiente paso de la estrategia en busca de una reforma migratoria, dijo “Piolín”, fue hacer llamadas telefónicas a los legisladores, así como una campaña de ciudadanía y sacar a la gente a votar.

“Yo era residente en ese entonces y me hice ciudadano como parte de la campaña y fue cuando voté por primera vez, luego llevamos cartas a Washington, pero el hecho de que aún no haya una reforma migratoria es una de las frustraciones que tenemos todos… tenemos que seguir insistiendo y demostrar nuestra fuerza con nuestro voto”, recalcó.

Representantes de organizaciones como Hermandad Mexicana, NALACC y Vamos Unidos USA, indicaron que tras las masivas marchas del 2006 hubo un misterioso silencio de los locutores de radio que promovieron las marchas, al parecer por decisiones de los dueños de sus respectivos medios de comunicación.

“A mi no me han silenciado, ni censurado, yo sigo con campañas, esa es una labor que hago a través del micrófono y se los comenté a SiriusXM cuando llegué aquí, porque conozco la desesperación de no tener documentos y por la separación de familias”, mencionó.

El desánimo, explicó, viene de la desunión que hay entre las organizaciones que llevan a cabo marchas por todos lados y en diferentes horarios, como las que se llevarán a cabo hoy 1 de mayo en dos rutas diferentes en el centro de Los Ángeles.