“¡No más deportaciones!”, el grito del trabajador inmigrante

Mientras siguen las extradiciones de inmigrantes en Estados Unidos, ciudades del Área de la Bahía se levantaron en protesta este 1 de mayo por la actual política migratoria
“¡No más deportaciones!”, el grito del trabajador inmigrante
Hasta un estandarte de la Virgen de Guadalupe inspira a etos trabajadores inmigrantes durante la manifestación en San José.
Foto: Rosario Vital / El Mensajero

SAN JOSÉ.— Las deportaciones siguen separando a las familias en los Estados Unidos, como la del joven estudiante de la Universidad Estatal de San José, David González.

Pese a los esfuerzos de la congresista Zoe Lofgren, la madre de David, Antonia Aguilar, fue deportada en días recientes, sumándose a los casi 5 millones de expulsados de este país desde el 2006, según un informe que divulgó el Instituto de Política Migratoria.

“El presidente no puede seguir aplicando leyes que no son justas. La mayoría de estas personas no cometen crímenes y anda separando familias y mi madre es una mujer honesta y trabajadora. Seguiré luchando para unir a mi familia y a todas las que han sido separadas. Estas leyes no son justas y no son humanas. Doy mi cara para ayudar a los 11 millones de indocumentados que hay en este país”, dijo el joven González durante la marcha de este 1 de mayo en San José.

“Todo ser humano tiene que pelear por sus derechos. Cuando vemos personas deportadas, cuando vemos a jóvenes encarcelados, tenemos que levantarnos y resistir, y no sufrir en silencio ni aguantar estas olas de injusticias”, puntualizó el sacerdote Jon Pedigo, de la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe, al Este de esta ciudad.

“Este asunto de las deportaciones sigue lastimando a mucha gente. No nos oponemos a que deporten criminales, ellos son responsables de sus actos y si tienen que irse que se vayan. Pero no madres de familias como en el caso de Antonia. Es increíble y doloroso para aquellos jóvenes que en este momento se encuentran sin la compañía de su madre”, dijo Salvador Bustamante, representante de la organización, LUNA.

Este sentimiento de solidaridad y de pesar se vivió en diferentes ciudades del Área de la Bahía.

Diferentes grupos pro inmigrantes salieron este 1 de Mayo a protestar y presionar por una reforma migratoria.

Según el abogado de inmigración, Rodrigo Canido, un sistema migratorio roto seguirá afectando a la economía de este país. “Hay mucha gente inocente y trabajadora que ha sido deportada. Recordemos que en el estado de California la agricultura es un sector productivo gracias al aporte en su mayoría de los trabajadores inmigrantes. En este país existe una gran confusión sobre los procesos migratorios. Algunos piensan que cuando los jóvenes recibieron la ‘Acción Diferida’ ahora están listos para votar. No es cierto, esto es temporal, y nada está resuelto mientras no exista una reforma migratoria completa e integral, por eso el país no crecerá”, comentó el especialista de inmigración durante la demostración en la ciudad de Mountain View.

Por su lado, Frank Lara, representante de la coalición ANSWER en San Francisco, afirmó que el 1 de Mayo se ha impuesto como el día de celebración y respeto a los trabajadores: “La plataforma de los demócratas es una bola de promesas, la comunidad está harta de eso y ha decidido tomar un liderazgo y continuará con marchas, actos de desobediencia civil, así como otras protestas para que nos escuche el presidente Obama y todos los políticos, de que es momento de pasar una reforma”.

“Queremos que Obama use su discreción para que se haga justicia con millones de trabajadores”, dijo Enrique Arguello, representante del Sindicato Internacional de Trabajadores de Norteamérica (LIUNA, por sus siglas en inglés).

“Es importante salir para revivir el movimiento social, porque con él (Obama) se han logrado muchos cambios y es la única manera de conseguirlo para la clase trabajadora”, aseguró Arguello.

La lucha sigue y diferentes ciudades continuarán la coordinación de diferentes marchas y protestas a lo largo del país.

En San José se congregaron para esta celebración internacional del Día del Trabajador unas 4 mil personas en la alcaldía.

En San Francisco participaron cerca de 300 personas en las esquinas de las calles 24, 16 y Mission; y en la ciudad de Mountain View unos 200 manifestantes se reunieron en la plaza de la alcaldía para continuar el reclamo por una reforma migratoria y el alto definitivo de las deportaciones.