Paceman Adventure, una pick-up cool

Este estudio de diseño que develó la firma británica cuenta con una novedosa carrocería de tipo pick-up, aunque sigue sin perder su espíritu MINI.
Paceman Adventure, una pick-up cool
El color 'Jungle Green' metálico es simplemente impresionante.
Foto: conduciendo.com

Estudiantes y profesores de las plantas de BMW de Múnich y Dingolfing crearon el MINI Paceman Adventure, un prototipo con carrocería de pick-up que está basado en el MINI Paceman y que tiene las cualidades y características necesarias para afrontar todo tipo de terrenos off-road.

A diferencia del modelo convencional, tanto por fuera como por dentro este ejemplar tiene rasgos propios que lo convierten en un verdadero todoterreno. En primer lugar la principal diferencia es que reemplaza a las butacas posteriores por una caja de carga; lo que lo asemeja más a las familias de los utilitarios y las pick-up. A causa de esto, el espacio de la cabina queda reducido a sólo dos pasajeros.

Dado su carácter de modelo off-road, añade diversos elementos específicos tales como los neumáticos especiales todoterreno con mayor superficie de rodadura, una suspensión adaptada que eleva considerablemente el chasis, una toma de aire lateral elevada (snorkel) que le permite ganar altura y así poder atravesar vadeos profundos, y un porta equipajes en el techo que cuenta con cuatro reflectores extra y tiene la fuerza para cargar un quinto neumático.

Al igual que el recientemente presentado MINI Countryman, lu tonalidad exterior de este pequeño aventurero es la denominada Jungle Green metalizado.

Como no podía ser de otra manera, para complementar a todos estos aditamentos y modificaciones que crearon al MINI Adventure, debajo del capó figura un motor de cuatro cilindros y 1,6 litros que genera 184 caballos de potencia que se asocia con una caja de cambios manual de seis velocidades y tiene tracción total ALL4. Esta mecánica permite traccionar las ruedas delanteras cuando las condiciones de adherencia son óptimas, para luego, de manera automática, convertirse en un 4×4 al detectar una pérdida de tracción.

Este es un nuevo caso de que la plataforma de MINI tiene tanta versatilidad que puede adaptarse sin mayores inconvenientes a casi cualquier tipo de vehículo. De todas maneras no hay que ilusionarse, puesto que desde Munich ya informaron que “no hay planes para la producción en serie”.