Robo de cobre, problema que afecta a todos en L.A.

Autoridades piden colaboración para frenar hurtos anuales hasta de $1 millón
Robo de cobre, problema que afecta a todos en L.A.
En algunos casos, el alambre de cobre es arrancado de sus aislantes y vendido en el mercado negro o embarcado hacia el extranjero, ya que en California tenemos leyes con requisitos muy estrictos para la venta de metales
Foto: Captura de Youtube

El incontrolable robo del cableado de cobre a los sistemas de alumbrado público es una permanente fuga de dinero para la Ciudad, la cual, a través de sus concejales, pide ayuda para frenar el desangre.

En este año fiscal que termina a finales de junio, Los Ángeles ha sufrido pérdidas por más de $900 mil, una milésima parte de su plan de gastos, pero una suma considerable para programas como la Oficina de Inmigrantes —que no tiene un presupuesto determinado— para la recolección de bultos abandonados en las calles o para limpiar los callejones de la ciudad que están convertidos en basureros.

En el ciclo fiscal 2012-13, la Ciudad dedicó más de un millón de dólares para reemplazar los materiales robados.

“En algunos casos, el alambre de cobre es arrancado de sus aislantes y vendido en el mercado negro o embarcado hacia el extranjero, ya que en California tenemos leyes con requisitos muy estrictos para la venta de metales en los centros de reciclaje”, dijo Fabian E. Cheng, gerente de la división del Buró de Iluminación de Calles.

La ciudad tiene más de 215 mil faroles y cerca de 300 mil cajas de cables eléctricos. El alambre de cobre es robado de estas cajas y los conductores eléctricos bajo tierra.

De acuerdo a Cheng, las áreas más impactadas por estos robos están en los distritos 8 y 9, que abarcan el sur y oeste de la ciudad, aunque no deja de ser un problema que se extiende por toda la ciudad. reporta el Buró de Alumbrado Público.

“Los robos de cable de cobre son una presión para los recursos de la Ciudad”, dijo el concejal Felipe Fuentes. “En vez de gastar tiempo instalando nueva iluminación, las cuadrillas del Buró de Alumbrado de Calles del Departamento de Servicios Públicos están reemplazando el cableado de cobre”, se lamentó y pidió a la comunidad reportar cualquier incidente. “Todos tenemos que poner de nuestra parte para mantener seguros nuestros vecindarios”, expuso.

Los hurtos de cableado de cobre son o son exclusivos de la ciudad sino un problema nacional. Según el Buró Nacional de Crimen en el Seguro (NICB), el robo de cobre y otros metales ha aumentado 81% motivado por el aumento en los precios. Mientras que en enero de 2003 la libra de cobre costaba $1.50, para abril de 2008 ya valía $4.59. Según el Buró de Alumbrado Público, el precio actual en el país es de $3 por libra.

Alrededor de la web