Clippers salen por más historia

Visitan a Oklahoma City en busca de su primer boleto a la final de conferencia
Clippers salen por más historia
Blake Griffin y Chris Paul se felicitan tras eliminar a Golden State.
Foto: GETTY IMAGES

El sinuoso, desafiante y también dramático camino de los Clippers de Los Ángeles en la temporada 2013-14 continúa hoy con el inicio de las semifinales de la Conferencia Oeste en contra del Thunder de Oklahoma City.

Luego de una serie de primera ronda contra Golden State que se fue al límite, los Clippers salen a buscar algo que nunca ha sucedido en su historia: conseguir el boleto a la final de la conferencia.

Es apenas la tercera vez que la franquicia ha ganado una serie de postemporada desde que se asentó en California (primero en San Diego cuando el ahora expulsado magnate Donald Sterling compró al equipo y a partir de 1984 en Los Ángeles). Pero nunca ha ganado dos series de playoffs seguidas.

No obstante, estos Clippers son equipo decidido a trascender. El costoso fichaje de Doc Rivers como entrenador en jefe antes de esta temporada se hizo con la intención de que el segundo equipo de L.A. dejara de ser un mero competidor y pasara a convertirse en un contendiente del más alto perfil.

Cuando el escándalo de Sterling por comentarios racistas hizo explosión la semana pasada, Rivers, con su enorme liderazgo, mantuvo a sus filas unidas y eso contribuyó a que los Clippers, en vez de fragmentarse, se fortalecieran para poder librar a un oponente de legítimas aspiraciones al título como lo era Golden State.

“Yo sólo quería que ganáramos este partido”, dijo Rivers ante los reporteros después del triunfo de 126-121 la noche del sábado en el juego 7 de la serie contra los Warriors.

“No por todas estas cosas, sino porque este equipo simplemente necesitaba esta victoria… Creo que nuestros hombres pelearon. La adversidad, pasaron a través de ella. Les exprimió y ellos encontraron la energía suficiente para hallar la manera de ganar el partido”.

Fue, definitivamente, una batalla desgastante. Y tener que viajar de inmediato a Oklahoma State para abrir la segunda ronda contra Kevin Durant y compañía no resulta nada amigable para los Clippers, si bien el Thunder también tuvo un juego 7 el sábado, el cual resolvió sin tanto apuro como Los Ángeles.

Además del talento de Chris Paul y los puntos de Blake Griffin, los Clippers han encontrado en DeAndre Jordan a una pieza clave esta temporada y especialmente en los playoffs; el centro hizo tal vez las jugadas más importantes contra Golden State, fuera bajando rebotes en grandes cantidades o lanzándose al suelo para disputar balones. Y por otra parte, el tiro periférico de J.J. Redick y Jamal Crawford parece estar a tono en el mejor momento.

En la campaña regular, Clippers y Thunder dividieron honores: dos triunfos por bando (cada quien ganó uno en casa y uno en gira). El juego está programado a las 6:30 p.m. hora del Pacífico (9:30 p.m. del Este).