Creen que se fugó por mar

En El Salvador sospechan que el ex presidente se escapó por vía marítima
Creen que se fugó por mar
La Fiscalía de El Salvador acusa al ex presidente Francisco Flores de presuntos delitos de corrupción en el manejo de donaciones.
Foto: EFE

SAN SALVADOR.— El ex presidente de El Salvador, Francisco Flores, sobre quien pesa un proceso judicial acusado de corrupción, podría haberse fugado del país vía marítima, informó ayer el ministro de Seguridad Pública, Ricardo Perdomo.

La Dirección General de Migración y Extranjería no tiene registro de una salida de Flores, pero se sospecha que partió desde el estero Jaltepeque, luego llegó al Puerto del Sol, en Nicaragua, para cargar combustible, dijo Perdomo a la televisión local.

Explicó que las autoridades también investigan una salida en un vuelo a Panamá, donde según medios internacionales, se presume se encuentra refugiado Flores (1999-2004), protegido por la ex mandataria Mireya Moscoso.

Según el funcionario, todavía no pueden proceder a capturar al ex jefe de Estado ni aquí ni en otro país, porque el Juzgado Primero de Paz, que ventila el caso, aún no ha ordenado su arresto.

Se espera que en la audiencia inicial del martes, la jueza del caso decida al respecto.

“No podemos actuar hasta que la jueza dicte orden de captura. Pero como policía estamos en condición de alerta”, para actuar en territorio nacional y fuera del país a través de la Policía Internacional (Interpol), agregó.

El presidente de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena), Jorge Velado, por su parte, rechazó que ese partido haya institucionalizado la corrupción en los 20 años que gobernó, al tiempo que negó que haya protegido a Flores.

Velado rechazó que la corrupción se haya profundizado durante los cuatros gobiernos consecutivos de la Arena (de 1989 a 2009), como lo denunció el presidente Mauricio Funes.

El dirigente del partido opositor insistió que se debe garantizar el debido proceso al exgobernante Flores y que sean los tribunales los que se encarguen de demostrar la culpabilidad o inocencia.

Tras una larga espera, la Fiscalía al fin decidió iniciar un proceso judicial contra Flores, a quien acusa de los delitos de peculado, enriquecimiento ilícito y desobediencia.

El presidente Funes fue quien denunció la existencia de un reporte de operaciones sospechosas del Departamento del Tesoro de Estados Unidos contra el ex mandatario Flores, por lavado de dinero por 10 millones de dólares de donativos procedentes de Taiwán.

En dos comparecencias ante una comisión especial legislativa, Flores confesó haber recibido millonarios donativos de Taiwán, los cuales nunca ingresó a las arcas del Estado.

Alrededor de la web