Equipos ‘hermanos’ podrían enfrentarse en final de Liga MX

Una posible gran final entre Pachuca y León, atenta contra credibilidad del fútbol mexicano
Equipos ‘hermanos’ podrían enfrentarse en final de Liga MX
Carlos Slim (centro) y Jesús Martínez (derecha) lideran el Grupo Pachuca-Carso, dueño de León, Pachuca y Estudiantes Tecos.
Foto: Mexsport

Es difícil evitar el morbo que genera una competencia como la Liga MX, en la que se dice una cosa y se hace totalmente lo contrario.

Apenas un año atrás, los dueños de clubes en la Liga MX acordaron terminar con la multipropiedad en el fútbol mexicano en un plazo de cinco años.

Por esas mismas fechas, el Grupo Pachuca-Carso, del empresario Jesús Martínez y el magnate mexicano Carlos Slim, anunciaban la adquisición de los Estudiantes Tecos, equipo que milita en la Liga de Ascenso MX, uniéndose al Pachuca y al León.

Estudiantes se encuentra a un paso de regresar a Primera División, si es que pueden superar a Leones Negros de la Universidad de Guadalajara, con lo que el Grupo Pachuca-Carso contaría con tres equipos en la liga.

Pero aún más alarmante suena la posibilidad de que en la liguilla del Clausura 2014 se dé una final entre equipos del mismo dueño, en caso de que León y Pachuca puedan superar a Toluca y Santos, respectivamente, en semifinales.

No sería la primera vez que se jugaría una final en los que los dos equipos pertencen a un mismo grupo, ya que cuando el América y Necaxa se enfrentaron en el Verano 2002, ambos conjuntos pertenecían a Televisa, grupo que llegó a tener hasta tres equipos, incluyendo al San Luis.

Para los mal pensados, en dicha final disputada entre Rayos y Águilas hubo algo que parecía sacado de un guión de Hollywood. El América había perdido en el partido de ida 2-0 y había sido ampliamente dominado en el primer tiempo del partido de vuelta, en el que se mantuvo el cero hasta el descanso.

Pero en la segunda mitad, las Águilas anotaron en los minutos 59 y 62 y con un gol en tiempo extra al minuto 105, se coronaron por novena ocasión en su historia, el tan ansiado título que se había negado por 13 largos años.

La pregunta sería… ¿hasta dónde juegan los intereses entre equipos que pertenecen a una misma empresa?, teniendo en cuenta que a veces estos equipos se cruzan en instancias definitivas, ya sea por un título o por la lucha por no descender.

Si León y Pachuca avanzan a la final, sería una bofetada para la supuesta meta de la Liga MX y para los aficionados que aún creen en la ética del fútbol mexicano.