Estos Diablos…Apartan lugar

Los Xolos quedan en la orilla de la fiesta al caer en el Nemesio Díez
Estos Diablos…Apartan lugar
Jugadores de Toluca celebran el triunfo sobre Tijuana para ir a las semifinales.
Foto: AGENCIA REFORMA

TOLUCA, México.— El Toluca de José Cardozo parece acostumbrarse a ser un constante en las semifinales del futbol mexicano, pero le falta dar el estirón.

Ayer, los Diablos maniataron 3-1 (global 3-1) al Tijuana en el Nemesio Díez y con ello clasificaron a la antesala por la serie de campeonato, serie en la que se medirán con el actual campeón, León.

El técnico guaraní llevó hasta esas instancias a los escarlatas en el torneo pasado, pero se topó con un América que resultó ser la piedra en su camino hacia la final. Además, cuando dirigía al Querétaro también llegó a semis.

Pese a presentar un once titular que no había jugado junto en todo el torneo, los mexiquenses le dieron a su gente la primera alegría en la Liguilla.

Justo a la media hora de partido, Antonio Ríos hizo estallar a la tribuna con un remate desde fuera del área, que dejó tendido a Cirilo Saucedo, a quien no le quedó más remedio que sacar el esférico del fondo de su portería.

Para el complemento, Tijuana salió decidido a vender cara la derrota y Darío Benedetto le puso sabor al encuentro con el empate, al 48′.

El fantasma del gol de visitante rondaba por el Nemesio Díez, pues con la igualada parcial Xolos estaba del otro lado.

Sin embargo, Miguel Ponce, quien levanta la mano para subirse al Tricolor mundialista, opinaba diferente.

El ex lateral de Chivas prendió un zapatazo y le devolvió la ventaja, y tranquilidad, a los de Cardozo.

Segundos antes de irse arriba en el marcador, el paraguayo llamó a Antonio Naelson, quien volvió a la actividad después de 58 días de convalecencia por una operación en la rodilla derecha.

“Sinha” entró de cambio al 60′, en la jugada posterior al gol de Ponce.

El “10” de los Diablos reclamó y manoteó, furioso, hacia Edgar Castillo, quien le cometió una falta en la pierna recién recuperada.

Xolos por su parte perdió la brújula en el último tercio y se desfondó en cuanto Hernán Pellerano vio la roja por doble amonestación en un par de minutos.

Toluca aprovechó la superioridad número y mató a los canes con el tercero, obra de Edgar Benítez.

Así, las semifinales del Clausura 2014 quedaron definidas, luego que Pachuca derrotara a los Pumas para ir a la siguiente ronda ante Santos.

Alrededor de la web