Rays ganan la serie en Bronx

Otra decepcionante actuación de CC; Bedard logra su primer triunfo
Rays ganan la serie en Bronx
Joe Girardi le pide la pelota a CC Sabathia, quien ayer tuvo su apertura más breve desde el 2 de octubre de 2009.
Foto: GETTY IMAGES

NUEVA YORK (EFE).— Erik Bedard trabajó seis episodios de calidad y dirigió el triunfo de los Rays de Tampa Bay por 5-1 sobre los Yanquis en un duelo de rivales de la División Este de la Liga Americana que se celebró en el Yankeer Stadium.

Evan Longoria disparó un doble impulsor al inicio del partido para que los Rays cerraran con récord de 5-5 una gira que incluyó una barrida en Boston, el jueves pasado en una doble jornada y además un triunfo en un encuentro de 14 innings, el viernes pasado en el estadio del Bronx.

En su primer triunfo de la temporada, Bedard (1-1) aisló seis imparables, permitió una carrera limpia.

Wil Myers (4) lo apoyó pegando batazo de cuatro esquinas en el tercer episodio, teniendo a dos corredores en base, contra el zurdo C.C. Sabathia (3-4), que sigue siendo la gran decepción en la rotación de los Yanquis. En tres entradas y dos tercios, permitió 10 hits, un jonrón, cinco carreras.

En tanto, el mexicano Alfredo Aceves tuvo un afortunado regreso con los Yanquis.

Aceves, quien fue llamado el sábado pasado para integrarse al primer equipo de Yanquis, luego de militar en la sucursal Triple “A” de Scranton, ayer logró una destacada labor en relevo de Sabathia, que volvió a lucir completamente vulnerable en esta temporada.

El “Patón” Aceves reemplazó a Sabathia a mitad de la tercera entrada, y lo hizo de gran manera hasta terminar el partido, tras detener a la ofensiva visitante, que ya había hecho el daño necesario para llevarse la serie de tres (2-1)..

El veterano pitcher derecho mexicano trabajó cinco episodios y un tercio de gran manera, al tolerar sólo tres hits, y cero carreras, luego de los 10 imparables y cinco rayas que se comió “CC”. Además, Aceves ponchó a cinco rivales, con lo que demostró las razones de su llamado al primer equipo neoyorquino.