Joven latino murió por choque en autopista del Valle de San Fernando

Familia de luto después de trágico accidente en autopista 210
Joven latino murió por choque en autopista del Valle de San Fernando
Marlón, el segundo de los tres hijos de Monge, estudiaba el grado 11 en la preparatoria Kennedy de Granada Hills y ahí también sus compañeros pusieron velas y un cartel en el lugar donde el adolescente estacionaba su auto.
Foto: Francisco Castro / La Opinión

“Mi hijo estaba bien chiquito todavía”, dice Jesús Monge y rompe a llorar.

Su hijo Marlón de 17 años falleció el domingo pasado cuando el auto que conducía chocó con otro vehículo sobre la autopista 210 en el área de Tujunga y terminó volcándose.

“La novia de mi hijo corrió hacia él y él alcanzó a hacerle señas con el brazo, pero el agua le bloqueó la respiración”, dijo el salvadoreño describiendo lo que la chica, que viajaba como pasajero en el auto, le relató luego del fatal accidente.

El conductor del otro vehículo involucrado en el hecho también sobrevivió el percance.

Marlón amaba “el hondita del valle”, como sus amigos habían bautizado al Honda Civic 1994 color rojo el cual él pasaba horas arreglando.

“Mi hijo no tenía ningún vicio de drogas ni nada, su vicio de él era su carro”, dice el padre, en momentos embargado por el llanto.

Según la Patrulla de Carreteras de California, Marlón llevaba puesto su cinturón de seguridad al momento del accidente, pero su padre cree que este cinturón especial que se abrochaba en la cadera y en el pecho (al estilo de autos de carrera) pudo haberse desabrochado y provocado que el cuerpo del joven saliera expulsado del vehículo.

De cualquier manera, Monge deja en Dios lo que pasó y agradece todo el apoyo que amigos del muchacho y compañeros de clase le han expresado.

De hecho, el mismo día en que murió, decenas de ellos se presentaron a su casa para darle condolencias y llorar al amigo que se les fue.

“Todos los amigos de mi hijo no cabían allá afuera, se me hizo increíble”, dijo Monge de esa muestra de cariño.

Marlón, el segundo de los tres hijos de Monge, estudiaba el grado 11 en la preparatoria Kennedy de Granada Hills y ahí también sus compañeros pusieron velas y un cartel en el lugar donde el adolescente estacionaba su auto.

Velas y unas gorras también adornan el lugar frente a la cochera de la casa de la familia en la ciudad de San Fernando donde Marlón estacionaba su auto y “pasaba horas arreglando su carrito”, dijo Monge, quien al ver la escena recuerda al muchacho “despierto y bien alegre” que se le fue tan pronto.

“Se murió con su carro. Era su adoración”, dijo Monge.

Un lavado de auto y una venta de comida están programados este fin de semana para recaudar fondos para la familia de Marlon Monge. El viernes 9 de Mayo, empezando a las 3:00 p.m. se venderán tacos, huaraches y otras comidas en el 1443 de la calle Coronel en San Fernando. El sábado y domingo 10 y 11 de Mayo, un lavado de auto tendrá lugar en el estacionamiento del restaurante Carl’s Jr. en el 11509 Laurel Canyon Blvd. en San Fernando desde las 8:00 a.m. hasta las 3:00 p.m. También hay una página web para hacer donaciones. Visítela aquí.