Llueve sobre mojado en México

Familias aún sin subsidios para sus casas afectadas por huracanes pasados
Llueve sobre mojado en México
Funcionarios de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, y de CENAPRED, hablan de la próxima temporada de huracanes.
Foto: Notimex

MÉXICO, D. F.— Todavía algunas familias se encuentran en albergues en espera de subsidios para reconstruir sus casas afectadas por huracanes del 2013 y ya llegó la temporada de lluvias del 2014 al país que pronostica al menos 23 tormentas, 14 en el Pacífico y nueve en el Atlántico, de los cuales 10 serán huracanes.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) en su última alerta informó que aumentó a 50% la posibilidad de que el sistema de baja presión se convierta en ciclón tropical en las próximas horas y prevé lluvias intensas en Puebla y Guanajuato.

En Jalisco, Colima, Michoacán, Oaxaca y Guerrero se pronostican lluvias fuertes que podrían generar inundaciones y deslaves en zonas donde el año pasado dos pueblos quedaron completamente sepultados y varios incomunicados por los deslaves que provocó el huracán Manuel.

En 2013, México fue golpeado por ocho ciclones tropicales; de los cuales cinco azotaron con fuerza de tormenta tropical y tres como huracanes. “Ingrid” y “Manuel” dejaron un saldo de 157 muertos, decenas de desaparecidos y 1.7 millones de afectados en el sur del país.

En ese tiempo, el Gobierno de Guerrero fue blanco de agudas críticas por no alertar a tiempo a la población, pero este año informó que las autoridades de los 81 ayuntamientos están bajo alerta de extremar medidas de prevención y realiza un “mapeo” de los ríos que cruzan laderas inestables.

En la región Montaña, en el mismo estado donde el año pasado quedaron incomunicadas 30 comunidades, se instalarán 60 albergues y comenzará en breve una campaña informativa en la lengua materna de los indígenas de esta región.

A nivel nacional, el Gobierno mexicano con apoyo de Estados Unidos integra una estrategia de prevención entre la población con ayuda tecnológica que comenzará en la región turística de Zihuatanejo, Guerrero, donde ayer aterrizó un avión “cazahuracanes” de la Fuerza Aérea estadounidense.