Se renueva el interés en la educación bilingüe en EEUU

Cada vez más personas se interesan en la enseñanza simultánea de inglés y español y hay más programas dedicados a facilitarla
Se renueva el interés en la educación bilingüe en EEUU
Por lo regular, los menores bilingües tienen mejores oportunidades profesionales en el futuro que quienes hablan un solo idioma.
Foto: Archivo / EFE

WASHINGTON, D.C.— La enseñanza bilingüe de inglés y español se está poniendo de moda en diversas escuelas públicas de EEUU. En la primaria Park en Princeton, en Nueva Jersey, por ejemplo, ya hay una larga lista de espera de admisión para el año escolar de septiembre próximo.

Situaciones similares están ocurriendo escuelas públicas de estados como California, Texas, Arizona, Nueva York, Illinois y Florida.

“La gente está empezando a entender que hablar más de un idioma ayuda al desarrollo de los niños, algo que desde hace tiempo se practica en Europa. Ahora, los padres en EEUU quieren que sus hijos entren a programas duales para aprender más de un idioma”, dijo Antonio Sacre, prolífico autor de cuentos infantiles y férreo defensor de la “magia” del bilingüismo.

En ciudades como Miami y Los Ángeles, familias enteras acudieron esta semana a talleres organizados por la campaña bilingüe “Read Conmigo” llevada a cabo en Miami y Los Ángeles durante el “Mes de Alfabetización Bilingüe”.

La campaña ofrece recursos, libros, juegos, actividades y herramientas educativas para promover el bilingüismo entre los estudiantes, especialmente en las etapas cruciales de la infancia.

Nacido en Boston de padre cubano y madre irlandesa, Sacre creció en un hogar en el que pudo preservar el español y aprender bien el inglés y ahora, a través de sus cuentos, su “misión de vida” es alentar a los niños, en particular en barrios pobres de Los Ángeles, a que sientan orgullo por su idioma y su cultura.

“Durante mucho tiempo he visto a abuelos que no hablan inglés y niños que no hablan español, y allí se pierden vínculos importantes”, lamentó.

En California, donde hace 15 años la Proposición 227 cambió la manera de enseñarles a los estudiantes con inglés limitado, eliminando los programas de educación bilingüe, las clases de inmersión dual (en dos idiomas) han florecido y el debate sobre la necesidad de restaurar la educación bilingüe se ha reactivado. El senador estatal Ricardo Lara busca someter a voto popular una propuesta para revocar la Prop. 227.

Según la Asociación Nacional para la Educación Bilingüe (NABE), si en 2000 había unos 260 programas, ahora hay más de 2,000, incluyendo poco más de 300 tan sólo en Nueva York.

Los programas se llevan a cabo en las escuelas públicas y están disponibles para todos lo que quieran aprender español, no solo para los latinos, como es el caso de la escuela Fort Belvoir, en Los Ángeles.

Como los latinos son la minoría más grande en las escuelas públicas de EEUU, en general la mayoría de los programas ofrece instrucción en inglés la primera mitad del día y en español la segunda mitad, aunque algunas escuelas también ofrecen clases en otros idiomas.

En 2013, Illinois puso en marcha una ley que fortalece la educación bilingüe en ese estado, donde 183,000 estudiantes, o el 10% de la población estudiantil, habla una lengua materna distinta al inglés, y ocho de cada diez son de origen latino.

El aumento de estos programas hubiese sido impensable en décadas pasadas, cuando el consenso entre los educadores y los políticos era que hablar un segundo idioma podía bloquear el desarrollo cognitivo de los niños.

Pero tras una serie de investigaciones, incluyendo una reciente de la Universidad de California, los científicos ahora aseguran que el cerebro es capaz de resolver cualquier conflicto interno en torno al manejo de varios idiomas, en una especie de “ejercicio” que fortalece la concentración, el aprendizaje y la resolución de complejas tareas intelectuales.