Museo de Illinois rechaza prestar pieza histórica

El Museo Militar del Estado de Illinois negó un pedido de Texas para exhibir en un museo del suburbio de Houston una pierna de corcho que perteneció al general.
Museo de Illinois rechaza prestar pieza histórica
Vista general de la escenificación de una batalla histórica del ejército mexicano.
Foto: Efe

Chicago.- El Museo Militar del Estado de Illinois negó un pedido de Texas para exhibir en un museo del suburbio de Houston una pierna de corcho que perteneció al general y presidente mexicano Antonio López de Santa Anna, se informó hoy.

El militar, nacido en Jalapa, fue quien comandó las tropas mexicanas contra las fuerzas que declararon la independencia de Texas en 1836 y las derrotó en la batalla de El Álamo, aunque luego fue capturado y obligado a reconocer a los rebeldes.

La prótesis la habría perdido en 1847, durante la batalla de Cerro Gordo en la guerra entre México y Estados Unidos.

Según declaró al Chicago Tribune Bill Lear, curador del museo militar ubicado en Springfield, la capital del estado, la pierna se encontraba en un carruaje dejado por los mexicanos en el campo de batalla y capturado por soldados de Illinois.

El trofeo de batalla fue exhibido en la casa de uno de los soldados durante años hasta que fue entregado al museo militar, que está a cargo de la Guardia Nacional de Illinois.

“Es un artefacto central en el museo para contar la historia de los soldados de Illinois y el sacrificio que hicieron por este país”, expresó al diario.

“La pierna se queda aquí de donde nunca ha salido durante décadas”, aseguró en referencia a la petición del Museo de Historia San Jacinto, que había solicitado el trofeo en préstamo para exhibirlo en La Porte (Texas).

Ante la negativa, el museo pidió al público una “demostración del orgullo texano” y la firma de una petición a la Casa Blanca para que el presidente, Barack Obama, interceda ante la Gobernación de Illinois.

En la petición se señala que “el trofeo pertenece al lugar donde Santa Anna se rindió a las fuerzas del general Sam Houston”.

Sin embargo, el presidente del museo, Larry Spasic, admitió que las posibilidades de éxito de esta iniciativa son mínimas.

“No me imagino que un presidente oriundo de Illinois gestione seriamente el retiro de una pieza histórica del estado para enviarla a Texas”, declaró la semana pasada al Morning News.