El Heat en ruta hacia otro título

LeBron y Wade encabezan rebelión en el último tramo y dejan en el camino a los Nets
El Heat en ruta hacia otro título
Paul Pierce, de Brooklyn, esconde el balón a LeBron James, quien trata de impedir su avance a la canasta en el partido de anoche.
Foto: authors

MIAMI, Florida (EFE).— De la mano LeBron James y Dwyane Wade, el Heat de Miami superó en el último cuarto a los Nets de Brooklyn por marcador de 96-94, en las semifinales de la Conferencia Este de la NBA, y aseguró su pase a la final para buscar cómo retener el título logrado la temporada pasada.

En una American Airlines Arena llena hasta el tope, el cuadro local y campeón defensor aprovechó el apoyo de su afición para remontar el marcador en el último periodo, luego que James y Wade fueron los artífices de la victoria al anotar 29 y 28 puntos.

Los Nets tuvieron en Joe Johnson a su mejor hombre con 34 anotaciones durante los 41 minutos que permaneció en la duela. Fue un duelo muy parejo que tuvo que decidirse en el último periodo.

De esta manera, Miami finiquitó la serie por contundente 4-1 y aseguró su pase a la final de Conferencia, donde espera al ganador de la serie entre los Pacers de Indiana y Wizards de Washington, que lidera el primero por 3-2.

Por otro lado, los Pistones de Detroit anunciaron anoche que Stan Van Gundy, ex entrenador del Heat y Magic de Orlando, será su nuevo estratega y presidente de operaciones.

El equipo informó de manera oficial la contratación de Van Gundy sin dar a conocer los términos acordados entre ambas partes, aunque varias fuentes periodísticas informan que se trata de un contrato verbal por cinco años y 35 millones de dólares.

Los Pistones han programado una rueda de prensa para hoy, en la que se hará la presentación oficial de Van Gundy, que llega para iniciar un nuevo proceso de reconstrucción del equipo.

“Stan [Van Gundy] ha demostrado que es un ganador en esta liga. Inculca a sus equipos pasión, espíritu de lucha y tenacidad”, destacó el dueño de los Pistones, Tom Gores, en un comunicado oficial.

“Es un gran maestro que ayudará a nuestros jugadores a crecer y desarrollarse”, añadió.

Gores considera que Van Gundy, además de entrenador, es un gran líder que sabe trasmitir a los jugadores los objetivos que desea conseguir.

“Lo que más me emociona es cómo Stan puede ayudar a darle forma a la franquicia y inculcarnos lo que significa ser el mejor”, explica Gores en su comunicado.

“También es un gran comunicador. Mi tiempo con Stan me ha convencido de que va a poner a nuestros jugadores, al equipo y a la comunidad en un lugar del que nos sentiremos orgullosos”, agregó.

Van Gundy, que también tuvo una oferta de los Warriors de Golden State, equipo al que siguió de pequeño, dado que nació en California, al final consideró que la de los Pistones, donde tendrá el control en la dirección de personal, fue más válida.

“Es un honor haber sido elegido para ayudar a Tom Gores a construir a los Pistons como un equipo que luche por el título de liga”, señaló Van Gundy.

“La visión de Tom del equipo de cara al futuro mientras se busca una mejora inmediata es un reto que me atrajo”, agregó.

Van Gundy destacó que iban a trabajar duro para poner a los Pistones en el lugar que se merecen por su historia y lo harán con las virtudes que reflejen el espíritu trabajar y de sacrificio de los aficionados que siempre les han apoyado.

El nuevo entrenador de los Pistones llega para ocupar el puesto que dejó vacante Maurice Cheeks, que fue despedido tras haber estado sólo 50 partidos en el cargo la pasada temporada.

Cheeks había sido el elegido por Gores, que recibió la asesoría de su amigo Phil Jackson, el actual nuevo presidente de operaciones de los Knicks de Nueva York.

La misión de Van Gundy no será nada fácil ya que llega a una organización que se ha convertido en una de las peores de la NBA con seis temporadas consecutivas perdedoras y sin que tenga en el equipo a una gran figura, aunque sí a jóvenes jugadores de gran potencial como el pivote Andre Drummond.

Los Pistones no han dado a conocer cual será el futuro de John Loyer, el entrenador interino que ocupó el puesto de Cheeks, y al que le queda todavía un año de contrato.

Van Gundy, de 54 años, en las ocho temporadas que dirigió al elenco de Miami y de Orlando, nunca tuvo marca perdedora y al segundo equipo lo llevó a las finales de la NBA del 2009.