Te contamos todos los secretos de Luis Fonsi

Luis Fonsi recuerda sus canciones más populares de casi dos décadas de Carrera
Te contamos todos los secretos de Luis Fonsi
Casi la mitad de su vida el cantante boricua la ha dedicado a la música.
Foto: EFE

Detrás de cada canción de Luis Fonsi, hay una historia con trasfondo.

Casi la mitad de su vida el cantante boricua la ha dedicado a la música.

Y con esa nostalgia de su trayectoria, a días de lanzar su nuevo disco, el cantante puertorriqueño recordó los grandes éxitos de su carrera con La Vibra vía telefónica desde Miami.

“Esto entre “nervios” y “más que nada ansiedad por esto que he estado haciendo en los últimos años ya al fin se concreta y el público lo puede escuchar”.

Desde su disco debut Comenzaré hasta 8, disponible a partir del lunes, cada uno de sus temas, de los cuales una gran número son de su autoría, han dejado una marca a nivel personal y laboral.

Fonsi revela qué canción fue el parteaguas en su carrera así como su adoración por su hija Mikaela, de dos años, y cómo lidia con momentos difíciles de su vida personal.

Además de llevar el corazón en la maleta, ¿qué otros artículos no pueden faltar en tu maleta a la hora de viajar por cuestiones laborales?

“El pasaporte porque si no, no puedo entrar a los países (risas), eso sí que hace falta, pastillas para dormir, mi guitarra y una foto de mi niña y ya el resto uno lo puede conseguir en cualquier sitio”.

Uno de los primeros temas que interpretaste fue ‘Perdóname’. ¿En algún momento te costó pedir perdón por algo?

“No he conocido a una persona que no haya cometido un error en la vida y no hay que tener miedo a pedir perdón y como ser humano, hay que saber perdonar. Es muy acertada esa canción, que es del maestro Camilo Sesto y formó parte de mi primer disco… Y yo recuerdo como si hubiese sido ayer cuando miraba la carátula de mi primer disco, estaba recién saliendo de la universidad, con el disco bajo el brazo picando piedra.

Pero ahora que lo pienso, ese trabajo nunca se deja porque siempre vas con el disco bajo el brazo tocando piedra. Lo único que no cambia es querer ser escuchado, aplaudido, querer incorporarme en la vida de la gente a través de mis canciones, por querer el ‘soundtrack’ [la banda sonora] de la gente. Pero mis inicios fueron un momento muy bonito, musicalmente ha habido una evolución muy marcada y eso es normal, es como las modas”.

Y desde entonces has tenido varios éxitos más como es el caso de ‘Imagíname sin tí’. ¿Te hubiera gustado decirle eso a alguien que estaba a tu lado?

“Fue el primer sencillo de mi segundo disco, Eterno, en el 2000. Mi primer número uno en Billboard, así que fue mi gran éxito en las listas de popularidad, me dio muchos premios como el artista revelación del año. Y este disco fue mi primer disco internacional y me dio la oportunidad de saborear el éxito internacional que era algo con lo que yo siempre había soñado. Imagíname sin tí fue una canción importantísima para mí Ahora mismo tengo un cuadro enmarcado en mi oficina por haber sido mi primer éxito internacional”.

Y otro hit fue, sin duda, ‘No me doy por vencido’. ¿Tuviste que renunciar a algo o darte por vencido en algo en estos últimos años?

“En este momento no se me ocurre nada en la cabeza pero me imagino que en muchísimas ocasiones he tenido que decir “no me doy por vencido” en algo, especialmente en el amor. Creo que es algo que hasta cierto punto es importante ser terco en la vida, por algunas cosas [risas].. Y decir: “No, yo voy y no importa lo que tú digas, lo que tú piensas porque yo voy a lograr eso”, puede ser en el amor, en la profesión, en el trabajo, en la escuela en la vida.

Creo que uno tiene que apostar en uno mismo, por eso yo creo que esta canción creció tanto porque originalmente la canción la escribí yo pensando en una historia de amor y se convirtió en un himno de esperanza porque mucha gente lo adoptó como un lema de vida. Me encantaría decir que estuvo fríamente calculado pero no fue así, fue la gente que hizo que la canción creciera y formara parte de su vida. Y marco un antes y después en mi carrera”.

‘Aquí estoy yo’ es otra canción importante en tu carrera. ¿A qué le dices “aquí estoy yo, dispuesto a hacer lo que sea”?

“Empezaría con dedicarle tiempo a causas benéficas que son importante para mí, como el cáncer infantil, el cáncer en general. Cada año yo le regaló los derechos de la canción de No me doy por vencido a St. Jude [Children’s Hospital], del cual soy un portavoz para su campaña de recaudación de fondos. El poder brindar una sonrisa a un niño que tanto lo necesita, poder acercarme a alguien del público que me ha estado apoyando desde el principio.

No sé, aquí estoy yo para seguir compartiendo mi música con la gente que me quiere, compartir momentos inolvidables y mandar mensajes positivos con la gente y regalar sonrisas a través de la canción”.

Pero no todo ha sido agradable en tu carrera, también te ha tocado vivir momentos difíciles como el divorcio. ¿Gritaste o te hubiera gustado gritar, como dice uno de tus temas, después de leer algún artículo o comentario sobre tu vida personal?

“He pasado por querer gritar y por no prestar atención a esos comentarios. Han habido momentos que hubiera querido gritar y muchísimo y sí he gritado pero dentro de cuatro paredes, nunca públicamente. Siempre he tratado de mantener mucho respeto, mucha clase, mucha elegancia públicamente.

Pero personalmente, te miento si digo que no he gritado porque somos humanos y cuando duele, duele y cuanto de hieren, te hieren. Pero también han habido momentos en los que uno, ya después de tanto golpe, sabes de dónde viene y porqué viene y dice: “Bueno, seguimos hacia adelante y nadie nos va a poner un obstáculo en el camino”.

Sé quién soy y nadie me va a poner un obstáculo en el camino y lo ignoro. Pero así es la vida, ¿no? Son momentos que todos atravesamos pero lo importante es como uno reacciona, es lo que nos define como seres humanos”.