Trabajadores de comida rápida en LA se unen paro nacional

Los trabajadores de comida rápida de EEUU reclaman un aumento de salario de $15 por hora
Trabajadores de comida rápida en LA se unen paro nacional
Los manifestantes buscan un pago de $15 dólares por hora que les permita 'mantener a una familia'.
Foto: La Opinión - Aurelia Ventura

Decenas de trabajadores dejaron sus puestos de cajeros, lavaplatos, cocineros, limpiadores y demás tareas que realizan en los restaurantes de comida rápida de Los Ángeles para sumarse al paro laboral de un día que tuvo repercusión en 150 ciudades de Estados Unidos y en más de 30 países.

La huelga de este jueves fue en protesta contra compañías multimillonarias, como McDonald’s, Burger King, KFC, Wendy’s y Taco Bell, a las que acusan de pagar salarios muy bajos.

“El punto es que obtengamos un pago de $15 dólares por hora, ese un salario con el que podríamos vivir, porque con $8 por hora no se puede mantener a una familia”, comentó Mario Sandoval, quien se salió de trabajar para unirse a una marcha que organizaron líderes sindicales con plantones afuera de algunos restaurantes.

Este joven de 19 años, quien trabaja en un Burger King, mencionó que los trabajadores no están siendo respetados.

“Hay mucho favoritismo, no creo que todos estén siendo tratados de manera justa”, mencionó. “Por eso estoy aquí, para intentar hacer mejor las cosas, no sólo por mí, sino por el futuro de nuestras familias”.

Al final de la movilización, frente al McDonald’s del bulevar Crenshaw y calle 29, la congresista Janice Hahn se unió a los trabajadores.

“Yo estoy de su lado, creo que merecen ganar $15 por hora”, comentó Hahn. “No es justo que los multimillonarios de este país se estén haciendo cada vez más ricos a costa de ustedes y que estén ganando en promedio $12.3 millones de dólares al año”.

Édgar González tiene un año y dos meses trabajando para McDonald’s y su sueldo de $8.25 por hora no ha subido desde hace un año, cuando tuvo un incremento de 10 centavos.

“Eso es una burla, con este salario apenas me alcanza para pagar la renta”, comentó González, quien vive con su novia y su hija recién nacida.

McDonald’s emitió un comunicado en el que dice respetar la voz y las diferentes opiniones de sus empleados que se manifiestan pacíficamente y que quienes hayan participado en alguna movilización pueden regresar a trabajar y serán bienvenidos.