Tuzos pisan campo minado

En su cancha, León quiere sacar ventaja en la ida de la Gran Final
Tuzos pisan campo minado
Carlos Peña, del León.
Foto: MEXSPORT

MÉXICO, D.F. (NTX).— Los equipos León y Pachuca se enfrentarán hoy en el partido de ida de una final inédita, fraternal y envuelta de morbo, por el campeonato del Torneo Clausura 2014 del la Liga MX.

En la historia del máximo circuito es la primera vez que ambos conjuntos se medirán por el título, son “hermanos” por propiedad del mismo grupo empresarial, Grupo Pachuca, con participación de Grupo Carso, de Carlos Slim.

El morbo y hasta la suspicacia radica en eso, en que es un duelo fraternal que pudiera prestarse a suspicacias.

“No ocurre, no hay nada de eso que se habla” aseguró el técnico del León, el uruguayo Gustavo Matosas.

Aunque guardada la dimensión, los Panzas Verdes quieren derrumbar a otro grande de la clasificación general en su camino al bicampeonato.

En cuartos de final venció al superlíder Cruz Azul y en semifinales al segundo general, que fue Toluca, mientras que su “hermano mayor” fue sexto en la campaña regular.

Los Esmeraldas que están en su mejor momento futbolístico, vinieron de menos a más en la campaña y van por la conquista de su segundo trofeo seguido en la historia de los torneos cortos para tratar de igualar a Pumas de la UNAM, que lo hizo en el 2004.

La escuadra hidalguense va por su sexta corona y para ello eliminó en la fase de cuartos de final a Pumas de la UNAM y a Santos Laguna en semifinales.

El centrocampista ecuatoriano Walter Ayoví dijo estar triste por no estar con Pachuca en el juego de ida ante León en virtud de estar suspendido un juego.

“En todo este período, tanto en el torneo como en la liguilla, uno lucha siempre por llegar a esta instancia y no jugarla es muy triste”, admitió el jugador sudamericano.