Ordenan liberar a Hipólito Mora

Juez: no existen pruebas contra el fundador de autodefensas
Ordenan liberar a Hipólito Mora
Hipólito Mora, uno de los principales líderes de los grupos de autodefensa de Michoacán, cuando era entrevistado en La Ruana, México.
Foto: EFE

MORELIA, México (EFE).— Un tribunal del occidental estado mexicano de Michoacán ordenó ayer la inmediata liberación de Hipólito Mora, fundador de los civiles Grupos de Autodefensa, por falta de pruebas para procesarlo por el delito de homicidio, informaron fuentes judiciales.

Una fuente del Supremo Tribunal de Justicia de Michoacán dijo a Efe que el juez Plácido Torres Pineda resolvió a favor de Mora el recurso de apelación presentado por su defensa contra la orden de iniciar un juicio penal en contra del dirigente.

La Segunda Sala Penal del tribunal estatal “decretó libertad por falta de pruebas para procesar, bajo las reservas de ley, en virtud de que no se demostró su probable responsabilidad penal en la comisión del delito” imputado.

El juez Juan Alonso Mejía ordenó procesar a Mora el 19 de marzo, ocho días después de haber sido detenido por la fiscalía de Michoacán, acusado del homicidio de Rafael Sánchez , alias el “Pollo”, y José Luis Torres, presuntos integrantes de los “templarios”.

Ambos fueron asesinados a balazos y sus cadáveres calcinados en un zona agrícola de Buenavista. Luis Antonio Torres, líder de uno de los grupos de autodefensa que operan en Michoacán, y amigo de “El Pollo”, acusó a Mora de esas muertes.

El abogado de Mora, Eduardo Quintero, aseguró a Efe que su cliente quedó absuelto del delito de homicidio, por lo que la fiscalía estatal ahora deberá reiniciar las investigaciones para encontrar a los verdaderos asesinos de los dos sujetos que se habían infiltrado en las autodefensas.

El fundador de esos grupos de civiles armados enfrenta otro proceso penal por privación ilegal de la libertad, pero por tratarse de un delito menor será excarcelado en las próximas horas tras pagar una fianza de 15 mil pesos (unos 1,163.00 dólares).

Mora, recluido en un penal ubicado a las afueras de Morelia, la capital de Michoacán, se levantó en armas con habitantes de La Ruana el 24 de febrero del 2013, para enfrentar a los “templarios” ante el vacío de autoridad en el estado.

Su lucha motivó que habitantes de más de una treintena de los 113 municipios de Michoacán formaran otros grupos de autodefensa, lo que llevó al Gobierno federal a enviar a miles de militares y policías para recuperar la seguridad y acabar con el crimen organizado en ese estado.

En los últimos meses las fuerzas federales han capturado y abatido a la mayoría de líderes “templarios”, mientras que los grupos de autodefensa se han sumado a un proceso de legalización para seguir luchando contra la delincuencia, pero bajo el control de las autoridades.