Reclaman comisiones haciendo un plantón

Acusan a de 'mala paga' a compañía de Ontario
Reclaman comisiones haciendo un plantón
Un centenar de trabajadores cumple cuatro días de plantón afuera de la compañía Stem Vida International, en Ontario.
Foto: Suministrada

ONTARIO.— Un centenar de trabajadores cumplieron ayer cuatro días de plantón afuera de la compañía Stem Vida International, la cual tiene sus oficinas centrales en el condado de San Bernardino, a la cual acusan de no pagar las comisiones que han ganado por la venta de sus productos.

Stem Vida Internacional es una compañía que ofrece cosméticos y suplementos nutricionales con los que asegura se estimula la circulación de las células madre en el cuerpo y en la sangre como una alternativa para retardar los efectos del envejecimiento.

Los manifestantes son parte de la red de mercadeo de la empresa que obtienen comisiones y ascienden en niveles conforme sus ventas.

Desde el martes varios de ellos han estado en protesta afuera de las instalaciones de Stem Vida International, ubicada en el 4295 de la calle Jurupa, en Ontario, con carteles en los califican a la compañía de “mala paga”.

María Aguilar, distribuidora del producto, explicó que hace dos meses Susana Manzanares tomó las riendas de la compañía al separarse de su esposo Víctor Hugo Chávez, quien fundó la empresa en 2011.

“Desde entonces dejaron de pagar las comisiones a muchos distribuidores del producto y no dan explicación, no dan la cara, le deben a muchísimas personas, estamos hablando de más de 200,000 dólares lo que deben”, mencionó Aguilar.

Los manifestantes indicaron que también ha habido algunos despidos injustificados desde que entró la nueva administración.

Juanita Montero, una de las manifestantes, calculó en miles de dólares lo que le deben y que la gerencia no les ha dado explicación alguna sobre dónde están sus cheques.

“A mi siempre me han pagado, pero este mes no me pagaron y por eso hicimos esta protesta, yo sólo estoy reclamando lo que es mío”, mencionó.

La Opinión se comunicó a Stem Vida International para tratar de hablar con Susana Manzanares, pero la recepcionista indicó que no se encontraba y que de momento no había nadie que pudiera hacer comentarios sobre las demandas de los trabajadores.