Lo mejor y lo peor de los Billboard 2014

Los Premios musicales tuvieron momentos memorables y otros... desagradables

Lo mejor y lo peor de los Billboard 2014
Foto: Getty Images

Con tantos premios, alfombras rojas, discursos y presentaciones musicales, las celebridades tienen que ingeniárselas para lucir y ser únicos.

Y la entrega de los Billboard Music Awards 2014 la noche del domingo en Las Vegas fue muestra de ello. La transmisión por ABC tuvo una audiencia de 10 millones de televidentes, la entrega con más rating desde hace 13 años.

LO MEJOR

La presencia de los latinos fue indudablemente lo más fuerte de esta noche de gala. Desde Shakira y Ricky Martin a Pitbull y, por supuesto, Jennifer López, todos contribuyeron a ser parte de la noche más latina de este evento anual.

Otro momento inolvidable fue cuando Jennifer López se convirtió en la primera mujer y la cuarta en la historia de estos premios en recibir el premio Icon, o Icono, por su contribución a la música.

El Rey del Pop, Michael Jackson, también recibió una especie de homenaje póstumo con la proyección de un holograma que lo mostraba bailando y cantando casi como solo él lo podía hacer, solo que en esta ocasión al ritmo de su nuevo sencillo Slave to the Rhythm.

Y aunque esto no fue parte del show televisivo, Shakira fue captada en pleno beso, abrazo y enorme apapacho con su novio, el futbolista Gerard Piqué, al terminar de cantar Empire, que no convenció a muchos.

LO PEOR

La modelo Kendall Jenner no pudo presentar sin equivocaciones al grupo australiano 5 Seconds of Summer, al casi decir que era la versión “inglesa” de One Direction.

Miley Cyrus cantó con plumas exuberantes el tema Lucy in the Sky with Diamonds de The Beatles. La gran mayoría de los seguidores del legendario grupo no aplaudieron esta versión…

El que imploró por un perdón público fue Robin Thicke quien aprovechó sus minutos en el escenario para implorar por el perdón de su todavía esposa Paula Patton, de quien está separado, con su tema Get Her Back, tras varias infidelidades y la polémica intepretación de Blurred Lines con Cyrus el año pasado con esta frotándole todo el cuerpo con su trasero.