Los rostros de Medi-Cal

Californianos de bajos recursos aprovechan el programa de salud
Los rostros de Medi-Cal
Roberto Sigüenza ya no pide medicamentos prestados.
Foto: La Opinión - Archivo

Ya no tienen que aguantar dolores insoportables, ni pedir medicamentos prestados, o vivir en la oscuridad por enfermedades desatendidas a falta de cuidados médicos.

“Puedo ver de nuevo”, dijo Roberto Sigüenza, un diabético que vive en el Valle de San Fernando. “Sólo estoy esperando que mi médico me avise de la cirugía de mi otro ojo. Puedo manejar de nuevo ahora que he recuperado mi vista”.

Al otro lado de Los Ángeles, María Vázquez espera los resultados de unos estudios para que programen la cirugía de vesícula de su hija, Jaqueline.

En el condado de Riverside, María Pascual cuenta los días para ir al dentista y aprovechar las nuevas prestaciones que ahora tiene a su alcance a través de Medi-Cal.

“Me van a poder arreglar mis dientes que están todos picados”, exclamó Pascual con emoción.

Sigüenza, Pascual y Vázquez no se conocen, pero sus historias son un testimonio de cómo la Ley del Cuidado de Salud, conocida como Obamacare, está transformando la vida de los californianos de bajos ingresos con la reciente expansión del programa Medi-Cal. Dicha medida también apoya la necesidad de Medicaid en los estados que no aprobaron una extensión similar.

Sin embargo, aun hay muchos californianos que no están tomando ventaja de las provisiones concedidas por la mayor reforma de salud de los últimos 50 años.

“El Gobernador debe estar orgulloso con nuestro éxito de inscribir a los californianos a una cobertura médica, pero esto también aumenta la urgencia de invertir más en Medi-Cal y aprovechar todas las nuevas oportunidades para mejorar el sistema de salud para todos los californianos”, afirmó Anthony Wright, director ejecutivo de Health Access California, mientras hablaba sobre la revisión del presupuesto estatal que anunció la semana pasada el gobernador de California Jerry Brown. “El aumento de inscripciones a Medi-Cal da a conocer una nueva urgencia por asegurar que Medi-Cal y nuestro sistema de salud funcionen y de aprovechar los fondos y las oportunidades adicionales después de una reforma migratoria”.

Al menos dos millones de californianos se han inscrito para recibir Medi-Cal desde el 1 de octubre cuando se lanzó Covered California, el mercado estatal de seguros.

Desafortunadamente, hay alrededor de 900 mil solicitudes que aún faltan procesar.

No hay fecha límite para inscribirse en Medi-Cal, ya que el programa está abierto todo el año.

El gobernador Brown aplaudió el incremento de inscripciones a Medi-Cal, llamándolo ‘buenas noticias para California’.

Sin embargo, según los defensores de salud, el presupuesto del gobernador deja en su lugar los recortes realizados durante la recesión, incluyendo una reducción del 10% a algunos de los proveedores de Medicaid que cuentan con las tasas más bajas de reembolso de todo el país, lo cual dificulta que los pacientes tengan acceso a los médicos y especialistas que necesitan.

“Es contraproducente inscribir a tantas personas en el programa Medi-Cal y continuar recortes a proveedores que les prestan servicios”, agregó Wright.

Mientras los legisladores hablan sobre el prepuesto del gobernador, los defensores de salud e inmigración en California y el senador Ricardo Lara continúan la lucha por los servicios médicos para los cerca de un millón de inmigrantes indocumentados como María Vásquez, que no califican para la cobertura a través de la expansión de Medi-Cal o Covered California.

Vázquez no sabe nada del presupuesto estatal. Sin embargo, no deja de preguntarse qué se espera para los inmigrantes indocumentados como ella, en representación de las familias mixtas de California, cuyos hijos nacieron en los Estados Unidos.

“No tenemos nada para cuidar nuestra salud”, dijo. “Cuando mi hija se siente enferma, ahora puedo llevarla al médico de inmediato. Pero ¿qué pasará con nosotros?”

Para más detalles: www.asegurate.com

“Esta revisión es una buena noticia para California. Demuestra que California

puede prestar cuidados de salud a muchas más personas…”

Gobernador Jerry Brown

Cal bajo Obamacare?

Todas las compañías de seguros deben cubrir:

• Medicamentos recetados

• Servicios preventivos incluyendo vacunas y exámenes sin que los pacientes paguen ni un costo por

los servicios – es decir, gratis

• Vacunas gratuitas y pruebas de detección de la diabetes, la hipertensión, el colesterol, entre otras enfermedades

• Servicios de emergencia y de laboratorio

• Servicios de pediatría

• Servicios de salud mental y tratamiento de abuso de sustancias

• Cuidados de maternidad y del recién nacido

Otros impactos de la revisión del presupuesto estatal de Medi-Cal:

• Los defensores de salud afirman que el gobernador deja en pie los recortes realizados durante la recesión, incluyendo una reducción del 10% a algunos de los proveedores de Medicaid, quienes cuentan con las tasas más bajas de reembolso del país, lo cual dificulta que los pacientes tengan acceso a los médicos y especialistas que necesitan.

• El presupuesto reasigna $725 millones de la red de seguridad y hospitales públicos para el programa Medi-Cal. Esta nueva fórmula, aprobada en el presupuesto del año pasado, pone un fuerte énfasis en la necesidad de abordar los restantes asegurados para cumplir la promesa de la reforma de salud.