Enorgullece su triunfo a Azusa

Lizette Salas cumple un sueño al ganar en Virginia el primer torneo de la LPGA
Enorgullece su triunfo a Azusa
Lizette Salas sostiene el trofeo del campeonato de Kingsmill, de la LPGA, conseguido en Williamsburg, Virginia.
Foto: (GETTY IMAGES

Cuando se habla de golfistas mexicanas destacadas, el nombre de Lorena Ochoa siempre salta. Ayer, la ex jugadora número 1 del mundo fue una más que le aplaudió a Lizette Salas. “Felicidades @LizetteSalas5 Gran victoria!”, dijo Ochoa en su cuenta de Twitter.

Salas, la golfista mexicoamericana originaria de Azusa, tocó la tierra prometida el pasado fin de semana al ganar el Kingsmill Championship, de la gira profesional (LPGA), efectuado en Williamsburg, Virginia.

El triunfo no fue un accidente. Salas había estado cerca de ganar un torneo de la LPGA (Ladies Profesional Golf Association) los últimos años desde que se convirtió en profesional en 2011.

Su mejor resultado había sido el sexto lugar en el venerado torneo Abierto Británico, en 2013.

Pero la victoria consumada el domingo con un score de 271, 13 bajo par, y que le significó un premio de 195,000 dólares, sin duda que marca la joven carrera de la ex estudiante de USC.

“Es un sueño hecho realidad”, declaró Salas, única mexicoamericana en el tour.

“He estado trabajando fuerte para esto. He tenido tanto apoyo a través de los años y poder al fin conseguirlo en mi tercera temporada en la gira me hace muy feliz. Son muchas emociones en este momento”, manifestó.

Lizette también dijo que hubiera deseado que sus padres, siempre al pendiente de sus actuaciones en los campos de golf, hubieran estado presentes para atestiguar el triunfo en persona.

“Pero sé que estuvieron pegados a la TV”, dijo la jugadora de 24 años de edad. “Creo que toda la ciudad de Azusa estuvo pegada a la TV”.

Salas tendrá de cerca a sus padres y amigos, además muchos nuevos admiradores, esta tarde en el Azusa Country Club, su club local, cuando prosiga con esa encomiable labor comunitaria que le ha distinguido.

Ella les da lecciones de golf a niños y jóvenes, muchos de ellos latinos, y lo hace a cambio de 1 dólar, como parte del Programa de Golf Juvenil San Gabriel.

La gran diferencia es que ahora lo hará como campeona de golf.

“Fui paciente, estaba contenta, y estaba lista, que fue lo más importante”, dijo sobre su triunfo.

“Tomé una dirección distinta esta semana de no pensar demasiado y tratar de ser perfecta”, expresó

Un dato interesante es que las recientes ganadoras del torneo de Virginia pasaron a ganar torneos mayores, como fue con Grace Park, Se Ri Pak, Cristie Carr, Karrie Webb, Suzann Petersen y la legendaria Annika Sorenstam.

El futuro de Lizette luce como para pegarse a la televisión en los siguientes eventos de la LPGA.