Latinos enferman cerca de campo de petróleo en LA (fotos)

Vecinos se quejan de malestar y enfermedades por los olores de la planta de petróleo Allenco en el sur de Los Ángeles
Latinos enferman cerca de campo de petróleo en LA (fotos)
Teresa Mendoza se quejó de padecimientos de los miembros de su familia a causa de los humos de los pozos de petróleo.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

SUR CENTRO DE LOS ÁNGELES – Los vecinos del pozo de petróleo Allenco, localizado a pocas cuadras del corredor Figueroa, aseguran que el asma, sangrado constante y dolores de cabeza están causados por los humos que emanan de la extracción.

Teresa Mendoza fue una de las residentes que se quejó públicamente de todos los padecimientos que cada uno de los siete miembros de su familia sufren a causa de los humos que a toda hora se apoderan del aire del vecindario.

Teresa y su hija mayor Jazmín padecen de asma, su esposo Sabino Valencia sufre de dolores de constantes dolores de cabeza. Su hija Brenda, de 8 años de edad, está a la espera de una cirugía de garganta, mientras que Steven de 5 años, y Jonathan, de 3, padecen de sangrado de nariz a cualquier hora, todos los días.

“Jonathan nació prematuro, pesaba casi 4 libras y era tan pequeño. En aquél entonces, en el 2011, yo no hacía la conexión entre los malos olores que tenemos que respirar y nuestra salud, hasta que los investigadores comenzaron a venir a la zona”, dijo Teresa.

Investigadores de la agencia federal de medio ambiente, EPA, visitaron este pozo y rápidamente comenzaron a sentirse enfermos, los humos eran tan fuertes que ordenaron suspender las operaciones momentáneamente, dijo Nancy Halpern Ibrahim, directora ejecutiva de Esperanza Community Housing Corporation.

Aunque el pozo no está funcionando actualmente, los olores aún se sienten por todo el vecindario, especialmente cuando el viento los esparce. Durante la entrevista con Teresa, el olor a llanta quemada y huevo cocido se apoderaban del aire. Cuando los humos se esparcen, Jonathan con frecuencia sangra.

Al sentir el olor durante la entrevista La Opinión Jonathan le repetía su mamá: “Shocking, shocking”.

“El niño cada vez que siente el olor dice que tiene miedo de ahogarse con su propia sangre, porque le ha sucedido varias veces y los doctores no encuentran que es”, dijo Teresa.

En la zona del sur centro de Los Ángeles que abarca desde la avenida Arlington en el oeste hasta Santa Fe en el este, el bulevar Washington al norte y Exposition al sur, hay alrededor de 30 pozos de petróleos.

Los pozos están cerca de parques, escuelas y hogares y en la mayoría de los casos, éstos no son visibles desde el exterior.