Muy costosa la renovación del DACA

Un sondeo revela que pagar $465 sería un problema para muchos
Muy costosa la renovación del DACA
Odilia Romero (der.) ayuda a Guadalupe Caballero a llenar una solicitud de préstamo pde DACA para su hija Yadira, en 2012. Dos años después, renovar el permiso requerirá fondos adicionales.
Foto: La Opinión - J. Emilio Flores

El costo de la renovación del beneficio DACA para jóvenes inmigrantes podría convertirse en un problema para retener el beneficio, ya que un 51% de los que ahora tienen ese estatus indicó que pagar de nuevo los $465 requeridos acarrearía dificultades financieras para ellos y sus familias.

Así fue revelado por un sondeo de casi 1,500 jóvenes con DACA llevado a cabo por Tom Wong, profesor de la Universidad de San Diego y patrocinado por la organización United We Dream, que exploró la situación de los jóvenes que durante los últimos dos años obtuvieron un estatus legal temporal con el programa de Acción Diferida para Jóvenes Inmigrantes (DACA).

En los resultados del sondeo, el costo se revela como un problema importante, dijo Wong en una entrevista. El proceso DACA cuesta 465 dólares y el costo de la renovación, proceso que se iniciará muy pronto para algunos beneficiados, será el mismo nuevamente.

Wong indicó que uno de cada tres “dacamentados” reporta que inicialmente retrasó su solicitud hasta poder recabar esa cantidad de dinero. Casi la mitad (40%), reportó conocer a alguna persona que no pudo solicitar debido al costo.

“Una gran pregunta sobre estos jóvenes es por qué muchos de ellos no solicitaron el beneficio”, dijo Wong. “En este sondeo vimos que muchos de los que terminaron obtuviéndolo lo hicieron varios meses después de lo deseado debido a que tuvieron que reunir el dinero, pedirlo prestado o recaudarlo de alguna manera. Esto podría traer problemas a la hora de renovar”.

El problema, explicó el profesor, es que hay que pagar de nuevo los 465 y además hay un tiempo limitado para la renovación. “Existe el temor de que algunos no lo logren y pierdan, aún temporalmente, el estatus”.

El sondeo confirmó otras recientes investigaciones en torno a los beneficios personales y económicos de DACA para este grupo de personas. Son ya más de 520 mil los jóvenes que han recibido DACA y está a punto de cumplirse el segundo aniversario del programa. La etapa de renovación comenzará, se espera, en los próximos días.

“La vida ha mejorado para muchos de estos jóvenes”, apuntó el catedrático, un ex “dreamer” también.

Siete de cada diez “dacamentados” obtuvo un nuevo trabajo, 46% se volvió más independiente económicamente y 51% reportó ayudar más a su familia. Más de ocho de cada diez ahora tiene licencia de conducir o carnet de identidad, 23% regresó a la escuela, 20% compró su primer carro y 37% sacó una tarjeta de crédito.

El reporte también indicó que estos jóvenes, aún cuando no tienen un estatus que les permita votar, tienen un nivel superior de consciencia y actividad política que muchos estadounidenses.

Se trata de un grupo de jóvenes, latinos en su inmensa mayoría (90% latinos, 76% mexicanos), con altos niveles de involucramiento en la vida pública, señaló el investigador. Estos jóvenes tienen un gran aprecio al derecho al voto. Aunque ellos mismos no lo tienen, sí han participado en campañas relacionadas al mismo, como ayudar a registrar votantes (19%) o compartir sus historias como indocumentados para motivar a otros a votar (45%).