Pentágono revisa normas para poder enlistar a “dreamers”

El ejército de EEUU cumple con sus cuotas de reclutamiento pero además revisa normas para dar cabida a “Dreamers”
Pentágono revisa normas para poder enlistar a “dreamers”
Miles de personas se enlistan anualmente en el ejército de EEUU.
Foto: Getty Images

WASHINGTON.- Desde hace años, el Pentágono cumple sin problemas su cuota anual de reclutas pero, en medio de presiones políticas por una reforma migratoria, sopesa cambios en sus normas para permitir que los “dreamers” se enlisten en las Fuerzas Armadas de EEUU.

En la actualidad, las fuerzas militares de Estados Unidos registran su nivel más alto de soldados en activo en 40 años –poco más de 1,4 millones, incluyendo a reservistas-, pero el Pentágono no escapa del volátil debate migratorio que mantiene enzarzados a demócratas y republicanos en el Congreso.

En declaraciones a La Opinión, el teniente comandante Nate Christensen, un portavoz del Pentágono, dijo este martes que el Pentágono “continúa examinando las leyes y políticas sobre la elegibilidad de extranjeros no ciudadanos para poder prestar servicio”.

El objetivo de esa revisión aún en marcha es “determinar si es que nuestros programas pueden abrirse a jóvenes indocumentados amparados al DACA (programa de “acción diferida”), y cómo”, precisó Christensen.

En particular, las autoridades castrenses revisan el programa de “Accesiones Militares Vitales para el Interés Nacional” (“Military Accessions Vital to the National Interest”, MAVNI).

Bajo el programa MAVNI, establecido en 2009, el Pentágono puede reclutar a individuos que declare como “vitales” para el interés nacional. El programa solo está disponible para extranjeros legales, aunque no tengan residencia permanente y, a cambio del servicio militar por al menos tres años, pueden agilizar su proceso de ciudadanía.

El senador demócrata por Illinois, Richard Durbin, figura entre líderes demócratas y activistas pro-reforma que quieren que los “dreamers” participen en MAVNI.

Según Christensen, en los últimos años las Fuerzas Armadas han logrado cumplir con sus cuotas de reclutamiento y retención de soldados, y el objetivo es atraer a individuos con las aptitudes “mentales, morales, y físicas”.

Cada año, 150,000 hombres y mujeres se enlistan como miembros en activo, y otros 110,000 como reservistas y guardias. Otros 30,000 son designados como oficiales tanto en las unidades en activo como las reservas, según cifras oficiales.

Christensen no pudo precisar cuándo es que el Pentágono anunciará su decisión sobre la futura posible inclusión de los “dreamers”.

Si se aprueba, ésta sería en el marco de la extensa revisión de las deportaciones que realiza desde marzo pasado el Departamento de Seguridad Nacional por órdenes del presidente Barack Obama, para dar alivios migratorios a ciertos indocumentados.

En la actualidad, la Cámara de Representantes alista el debate y voto de un proyecto de ley de gastos de defensa para el año fiscal 2015.

Varios legisladores republicanos y demócratas quieren incluir en la iniciativa enmiendas que permitirían a los “dreamers” legalizarse por la vía militar.

Haciéndose eco de otros líderes republicanos, el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, dijo hoy que esa medida no es el sitio ni el momento adecuado para debatir asuntos migratorios.

Estados Unidos tiene el segundo ejército más grande del mundo, detrás de China, y tiene tropas desplegadas en todos los continentes, en particular en zonas de alto interés geopolítico para el país.

En este país los miembros de las Fuerzas Armadas prestan servicio de forma “voluntaria” desde 1972, fruto de cambios producidos tras la polémica intervención militar en el conflicto en Vietnam.

Por ley, todo hombre entre 18 y 25 años de edad tiene que registrarse con el Servicio Selecto de EEUU.

  • Alrededor de 25,000 extranjeros no ciudadanos prestan servicio militar como miembros en activo, de la Guardia Nacional o reservistas
  • Alrededor de 5,000 extranjeros no ciudadanos engrosan las filas militares cada año
  • Desde los atentados de septiembre de 2001, más de 92,750 extranjeros han obtenido la ciudadanía mientras prestan servicio militar