Cosas que realmente sí puedes hacer para cuidar la Tierra

No es necesario encadenarte a un árbol para cuidar el planeta: vigilar lo que compras es ya un gran paso.

Para cuidar la Tierra, toma acciones desde tus compras en el súper.
Para cuidar la Tierra, toma acciones desde tus compras en el súper.
Foto: Shutterstock

Para quienes disfrutamos mirar un bosque lleno de árboles y un cielo muy azul, es difícil superar la tentación de tirar todo por la ventana y correr a la selva amazónica para atarnos a un árbol y evitar que lo derrumben. Pero para cuidar la Tierra puedes hacer muchas otras cosas que pueden ser incluso más efectivas (o por lo menos más realistas).

Puedes hacerle caso a las muy mencionadas recomendaciones ecológicas que todos pretendemos saber, pero que pocos seguimos: cerrar la regadera mientras te enjabonas, apagar las luces que no uses, desconectar aparatos electrónicos, usar más la bicicleta, separar correctamente la basura, etcétera, etcétera. Y también puedes hacer un poco más: realizar donaciones periódicas a organizaciones ambientalistas, ofrecer trabajo voluntario en alguna de ellas o plantar un árbol.

Pero las acciones más sencillas a favor del medio ambiente están, literalmente, al alcance de tu mano. En esta sociedad marcada claramente por el consumo, una forma de cuidar la Tierra es abrir bien los ojos con los productos que compras.

Los logotipos impresos en las etiquetas y cajas de lo que adquieres en el supermercado tienen un significado y una implicación. Prácticamente puedes saber el grado de conciencia ecológica de una persona en la fila del súper con sólo echarle una mirada a su carrito.

El logotipo de la ranita, el Rainforest Alliance, es uno de esos sellos que debes buscar siempre en tus compras. La ranita verde indica que eso que compras ayuda a conservar la biodiversidad y está basado en actividades sostenibles. Y además hacen campañas divertidas. Mira: