Messi pone sus ojos en el Mundial

Deja atrás mala temporada con el Barça y se enfoca en Brasil

Lionel Messi se incorpora hoy a los entrenamientos del seleccionado  argentino con miras a llegar en buena condición a la Copa del Mundo.
Lionel Messi se incorpora hoy a los entrenamientos del seleccionado argentino con miras a llegar en buena condición a la Copa del Mundo.
Foto: EFE

BUENOS AIRES (EFE).— El futbolista argentino Lionel Messi aterrizó ayer en Buenos Aires y se mostró confiado en “cambiar el chip” de cara al Mundial de Brasil que disputará el mes que viene con la selección argentina tras la mala temporada jugada en el Barcelona.

“Sé que ahora llego con la selección, cambio el chip, como muchas veces me pasó al revés, que no me salían las cosas en la selección e iba al Barcelona y jugaba bien. Esperemos que esta vez sea al revés”, dijo Messi tras aterrizar en el aeropuerto internacional de Ezeiza, a las afueras de Buenos Aires.

“Estoy contento de llegar acá y ya pensar en lo que se viene, en el Mundial, que es algo muy importante para nosotros”, comentó el delantero sobre la Copa del Mundo.

Messi reconoció que no fue su mejor año por las lesiones y motivos externos al futbol y tampoco fue una buena temporada para el club catalán en el que, a su juicio, sufrió “un bajón de todo el equipo.”

El astro argentino lamentó no haber podido aprovechar la oportunidad de ganar la Liga con el Barcelona en el duelo final contra el Atlético de Madrid pero aseguró que el torneo “terminó de esta manera y hay que pensar en lo que viene.”

Marcos Rojo, convocado por la selección argentina para el Mundial de Brasil, fue procesado ayer por un presunto delito de lesiones por un suceso ocurrido en 2010, informaron fuentes judiciales.

Rojo fue convocado a indagatoria el pasado lunes, tras lo que el juez resolvió procesar al jugador por agredir presuntamente a dos vecinos el 7 de noviembre del año 2010, en su vivienda en la capital de la Provincia de Buenos Aires, La Plata.

Según los argumentos de la acusación, el defensor de Sporting de Portugal se enzarzó en una pelea con uno de los vecinos, Juan Pablo Gómez, y le rompió una botella en la cabeza, causándole lesiones en su cara, cuerpo y antebrazo, y posteriormente atacó a otro, Juan Pedro Céliz, que intentaba ayudar a la víctima.

Algunos testigos también apuntaron a que el futbolista les pasó encima con el automó vil a los dos agredidos tras el enfrentamiento.

Rojas retrasó su comparecencia desde el mes de noviembre pasado alegando no poder viajar por estar jugando en la Liga de Portugal.