Portillo condenado a cinco años de cárcel

Ex presidente de Guatemala recibe sentencia por blanqueo de dinero

El ex presidente de Guatemala, Alfonso Portillo  (cen.), cuando era extraditado a los EEUU desde una base de la Fuerza Aérea en Ciudad de Guatemala.
El ex presidente de Guatemala, Alfonso Portillo (cen.), cuando era extraditado a los EEUU desde una base de la Fuerza Aérea en Ciudad de Guatemala.
Foto: EFE

NUEVA YORK.— El ex presidente de Guatemala Alfonso Portillo fue sentenciado ayer a 70 meses de cárcel en la Corte Federal de Manhattan por aceptar sobornos y lavado de dinero.

De 1999 a 2005, Portillo (63) recibió en cinco pagos un total de 2.5 millones de dólares de la República de Taiwán para que ejerciera su influencia y se votara en la ONU su existencia como país independiente de China. Posteriormente, a través de terceros, depositó estos pagos en cuentas de EEUU.

El juez Robert P. Patterson, en situación de semirretiro y que solo realiza el 15% de los casos de un juez a jornada completa, convirtió lo que debería haber sido una sesión rápida en una increíble de casi cinco horas.

De nada le sirvió a Portillo decirle al juez que “a los hombres no se les puede juzgar solo por los hechos buenos o malos”, pasando a destacar los logros que obtuvo como presidente del 2000 al 2004. En su discurso resaltó la depuración del Ejército, la reforma bancaria, la educativa, la libre sindicalización, el derecho a la huelga y el aumento del salario mínimo. Todo ello para enfatizar que algunas de las cartas en su contra enviadas al juez eran precisamente de la oligarquía a la que redujo su poder durante su presidencia.

Su abogado David M. Rosenfield, al igual que el informe del Departamento de Probatoria que los jueces reciben previo a la sentencia, pidió que se le sentenciara al tiempo servido: 52 meses.

El juez Patterson sin embargo se inclinó más por la petición de la fiscalía que era de 72 meses. “El era el presidente de Guatemala y decidió cometer el crimen estando en la máxima posición… esto tiene un impacto en el sistema bancario estadounidense… esta sentencia debe ser disuasoria… darle el tiempo servido envía un mensaje erróneo”.

Portillo había sido juzgado en Guatemala y declarado inocente en lo que él y sus partidarios han calificado de una persecución política que finalizó con su extradición a los Estados Unidos. A la salida de la corte su abogado rehusó hacer declaraciones o confirmar si apelará la sentencia. De acuerdo al Tratado de Extradición entre Guatemala y Estados Unidos existe la posibilidad de que cumpla lo que resta de sentencia en Guatemala.