Ahora es ‘El Capitán’

Humberto Zurita participa en teleserie histórica

Ahora es ‘El Capitán’
Humberto Zurita es 'El Capitán'.
Foto: MundoFox

Para borrar la imagen de Epifanio Vargas, Humberto Zurita ha acudido al Capitán Camacho. Y es que aún reconociendo la popularidad de su personaje como corrupto político mexicano en La Reina del Sur, el actor ha hecho las narcoproducciones a un lado.

“Creo que tenemos a la mano una historia muy inspiracional, del capitán [Carlos] Camacho que es un personaje que existió realmente y es histórico en México. Como todos los latinoamericanos que se vienen a cumplir acá un sueño, él se vino desde muy chico a cumplir sus sueños, fue jornalero hasta que trabajó en una radiofusora en la que llegó a ser locutor… Finalmente se fue a Vietnam, se hizo capitán allá de la fuerza aérea y luego regresó a México e hizo un laboratorio de medicinas para ayudar a la gente del campo e hizo un zoológico para darle trabajo”, dijo de su nuevo papel en la teleserie El Capitán, que se estrenará pronto por MundoFox.

El también director y productor de televisión agregó vía telefónica desde Nueva York, — visita que reveló aprovecharía para estar un tiempo con su hijo menor Emiliano— que “últimamente le dedican mucho a hacer cosas del narcotráfico y cosas así y está bueno salir de este género”. Y entre risas, agregó, que es un su manera de que “el público no me vea nadamás de malo”.

Pero para el actor con más de 35 años de trayectoria, no existe nada más importante que hacer lo que él disfruta y su familia, con quien le gustaría trabajar frente a las cámaras.

¿Cuál fue su mayor satisfacción con La Reina del Sur?

Al final tuvo una gran repercusión el personaje que hice, aunque solo salí al principio y en el final. Tuve la fortuna que me escribió [el autor del libro homónimo Arturo] Pérez-Reverte para decirme que le gustó mucho mi interpretación.

También ha podido ir de una televisora en otra, ¿cómo lo logró a pesar del veto?

Cada televisora tiene sus políticas pero pues yo me adapto muy fácilmente a ellas porque el trabajo es de un intérprete no es más que ese: interpretar personajes…. Yo estuve un Italia, un año en Uruguay, luego otro en Argentina. y para mí es como mi forma de vivir porque hace mucho tiempo soy freelance y me manejo con diferentes empresas televisoras.¿Pero al principio no fue difícil?

Yo produje, dirigí y actué para Televisa por veintitantos años. Luego me fui a producir con [TV] Azteca, hice cine, teatro. Y sí eran cambios muy fuertes porque yo también tenía mi empresa que producía teatro independiente de las televisoras y uno se va a acoplando y ellos tiene que acoplarse a la modernidad y a la competencia. La competencia ya entró a nuestro país [México] y creo que esto va a quitar estas ideas de la política de que si te vas, te damos un veto o no.

¿Qué hay de cierto sobre el veto de [su hijo] Sebastián Zurita en Televisa?

Son nadamás que rumores porque la verdad es que Televisa siempre lo trató muy bien. El argumento de ellos era que se les hacía muy joven para protagonizar la novela estelar. Y ahorita él está haciendo La impostora para Telemundo y haciendo una película en Pachuca.

¿Cuáles son sus mayores logros?

Yo he tenido la fortuna de que muchos de mis proyectos han sido un gran éxito tanto en cine, como en el teatro y la televisión. Soy muy afortunado en ese sentido. Entré al cine y los mayores premios de cine, La Diosa de Plata, El Heraldo y El Ariel, me los gané. Y en teatro tengo casi todos los premios también, igual en la televisión. [Pero] más que actuar, hoy en día, me gusta mucho dirigir, contar historias. Pero creo que un poco de todo complementa mi carrera artística.

¿Le gustaría trabajar con su esposa Christian Bach y sus hijos Emiliano y Sebastián frente a las cámaras?

“Me encantaría, sería un privilegio poder trabajar con ellos, todos juntos. Ademas que creo que podría funcionar muy bien, sería un éxito…. Yo me siento afortunado porque siento que el público, a mí y a Christian, siempre nos ha favorecido con su cariño.¿Cuál es el secreto para tener una familia tan unida a pesar de tanto trabajo?

A veces no coinciden los tiempos pero hemos encontrado fórmulas para estar tiempos juntos. Nos contratemos donde nos contratemos, siempre dejamos la Navidad y el Año Nuevo para pasárnolas juntos siempre, siempre. Ese es el punto de reunión para la familia.