Figuras del Real Madrid quieren la décima

Viajan a Lisboa con la ilusión de ver a su club llevarse a casa el trofeo de Europa

Figuras del Real Madrid quieren la décima
Fernando Hierro es una de las figuras legendarias del Real Madrid que estarán presentes en la final de hoy.
Foto: EFE

MADRID (EFE).— Jugadores que se proclamaron campeones de Europa con el Real Madrid, como Raúl González, Fernando Hierro, Pedja Mijatovic, Paco Gento y Amancio Amaro, viajaron ayer a Lisboa para asistir a la final de hoy en la que esperan que el equipo blanco consiga la décima ante el Atlético de Madrid.

“Los jugadores saben lo que tienen que hacer. Es el último partido de la temporada, llevan desde agosto trabajando, pensando y soñando en este partido. Hace 12 años que no se juega una final y saben la importancia de ganar la décima para el Real Madrid”, afirmó Raúl González, tres veces campeón de Europa (1998, 2000 y 2002).

El excapitán, que tras dejar el Real Madrid jugó en el Schalke 04 alemán y el cataría Al Saad, pidió a los jugadores que “disfruten del partido, del gran ambiente y que saquen lo mejor y den el máximo”.

Fernando Hierro, que también fue parte del equipo que ganó el título continental en 1998, 2000 y 2002, habló de la importancia de la motivación y la ilusión que debe haber en el grupo, que “tiene que ser igual o superior a la del Atlético”.

“La sensación que tenemos es la más positiva, es el partido perfecto para terminar el año. Es la final de una Champions, el escenario donde el club quería estar desde hace años, un objetivo prioritario. Ojalá este año se cierre muy bien y ganemos la décima, que para el club es muy importante”, señaló.

Un gran negocio para los hoteleros, la restauranteros y el turismo de Lisboa o un problema de seguridad?

La “invasión española” llegó a la capital lusa, donde la avalancha de unos 100 mil hinchas del Real Madrid y el Atlético puede dejar tantos beneficios como dolores de cabeza.

En un país sumido en una larga crisis, muchos lisboetas se frotan las manos ante la oleada de españoles, que podrían generar unos ingresos de aproximadamente 46 millones de euros en la ciudad.

Lo que está claro es que los mil euros por día que se espera que desembolse cada aficionado que vaya al estadio de La Luz, más el consumo de las decenas de miles que permanecerán en Lisboa pero fuera del coliseo, darán un impulso a la economía local.

Los cerveceros portugueses esperan, por ejemplo, aumentar sus ventas más de un 15 por cuientio este fin de semana y los hoteles de Lisboa, en algunos casos, han más que triplicado el precio de todas sus habitaciones disponibles.

La llegada de los turistas españoles también a propiciado una gran movilización policiaca para cuidar el evento.