Buscan ayuda de Peña Nieto

Baca California pide eliminar las restricciones a los autobuses que vienen de EEUU
Buscan ayuda de Peña Nieto
La falta de visitantes ha llevado al cierre de muchos negocios en Baja California, como este en Tijuana.
Foto: La Opinión - J. Emilio Flores

MÉXICO.—Empresarios, gobernantes y políticos del estado de Baja California pidieron al presidente de Méxocp. Enrique Peña Nieto, un decreto para eliminar las restricciones de entrada a los autobuses estadounidenses de menos de 30 personas que han llevado a la industria turística local a una crisis durante más de 20 años.

“Si el ejecutivo establece que es posible que los vehículos pueden tener la capacidad de internación temporal se acaba el problema y volveremos a tener el circuito como antes”, dijo Ernesto Ruffo, ex gobernador de la entidad y actual senador de la República.

Desde 1970 y hasta 1993 el estado de Baja California formó parte de los circuitos turísticos regionales que incluían a San Diego, Las Vegas, Rosarito, Mexicali, Ensenada y Los Ángeles para visitantes estadounidenses, canadienses y europeos que dejaban ganancias anuales por alrededor de un millón de dólares.

Actualmente el mismo periodo alcanza sólo 40 mil dólares porque aunque aún llegan visitantes por aire y por mar, las rutas terrestres traían al 80% de los turistas internacionales que gastaban cada uno hasta 2,000 dólares diarios.

Los afectados dicen que el bloqueo para autobuses pequeños de EEUU es una “venganza” por las restricciones a los transportistas de carga mexicanos derivados de los acuerdos del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN).

“Me parece que los criterios que se tomaron en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) fueron obtusos porque en lugar de que le funcione en las negociaciones sólo está golpeando la economía de la frontera”, opinó Ruffo.

“Si se resuelve este asunto podría beneficiar también a los cuatro estados mexicanos que colindan con Texas y los demás con Arizona.

La SCT dijo a este diario -a través de su departamento de comunicación social- que por el momento “no hará comentarios al respecto” porque se encuentra en un proceso “delicado de negociación” con Estados Unidos.

“Ya tienen 20 años negociando”, replicó el empresario Nico Saad, propietario del hotel San Nicolás, en Ensenada, quien en 1969 fue el ejecutor de las políticas de negociación del entonces gobernador Milton Castellanos para integrar los circuitos turísticos que llevaron la bonanza “del primer mundo” a la zona fronteriza.

El gobierno de Baja California se dice “rebasado” por las circunstancias. “No se ha quitado el dedo del renglón con la SCT: cada Gobierno que llega a Baja California hace la gestión correspondiente, pero, evidentemente el Gobierno federal tiene otras prioridades y no se ha logrado revertir”, detalló Mariano Escobedo, secretario de Relaciones Internacionales de la entidad.

En 2011, a través del diputado Marcos Novelo los empresarios locales pidieron apoyo al presidente Felipe Calderón, pero no tuvieron respuesta.

En una nueva petición, Saad lanzó un reto a la actual administración: “Sólo les pedimos al Gobierno federal tres años de prueba y se den cuenta de cómo podemos potenciar el turismo internacional”.

De acuerdo con el senador Ruffo, el asunto se puede resolver con “voluntad política” para sacarlo de una bolsa de intercambio de toma y daca entre México y Estados Unidos que, evidentemente –dice-, ·no está funcionando.