Cuestionan gastos legales en la Ciudad de Bell

Concejal acusa de pagos 'excesivos' a abogado, alcalde los defiende
Cuestionan gastos legales en la Ciudad de Bell
La concejal Ana Maria Quintana dice que preferiría destinar fondos a cubrir las necesidades de los residentes.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

La concejal de la ciudad de Bell, Ana María Quintana solicitará mañana una investigación sobre el trabajo del abogado de la ciudad, David Aleshire, para entender bajo qué concepto la ciudad “le ha pagado tanto dinero”.

La semana pasada se presentó la auditoría hecha a Bell para el año fiscal 2013 la cual indica que la ciudad excedió en $1.89 millones su presupuesto aprobado de $5.7 millones, donde el excedente mas grande es por gastos legales. El presupuesto aprobado para estos gastos era de $300 mil, pero se gastó más de $1.84 millones.

Según Quintana, no hay un contrato que dicte las tarifas y los casos en los que esta trabajando el abogado municipal.

Esta vez, Quintana no es la única concejal de Bell preocupada por el excedente gastado del presupuesto. Violeta Álvarez, otra concejal de Bell, compartió esa queja.

“La posición que yo tomo como concejal es de que nunca debes de bajar la guardia y estar como el águila, con los ojos bien abiertos y pelando los ojos y haciendo miles de preguntas. Ese es mi trabajo”, afirmó.

Sin embargo, el alcalde Nestor Valencia dijo que el Concilio municipal sabía de esos gastos.

“No fue excesivo, sino lo propio de hacer y si tuviera que volver a aprobarlo, lo haría”, dijo tajante el alcalde, quien indicó que los litigios manejados por el abogado de la ciudad han beneficiado a la ciudad hasta con $15 millones.

Quintana reconoce que el estado financiero de la ciudad está mejor, pero sabe que en Bell hay necesidades como la alta tasa de desempleo de casi 17%, el alto costo de los servicios públicos y la tasa de impuestos. Por ello cree que el gastar esa cantidad de dinero en litigios no es la inversión más inteligente para la ciudad.

En su opinión como abogada, Quintana considera que no es inteligente invertir más en recuperar el dinero del que fue despojada la ciudad por los funcionarios corruptos, el ex administrador Robert Rizzo, su asistente Angela Spaccia, y los cinco ex concejales, que ya enfrentaron a la justicia y han sido condenados por los cargos.

“Como quien dice fue un robo legal. Lo planearon muy bien y mucho tiempo atrás. Así que veo muy difícil que recuperemos algo, y más bien estamos gastando dinero que no tenemos en eso”, aseveró. Valencia opinó lo contrario. “No pelear es menospreciar a a la gente de Bell”, dijo.

Quintana señaló que aunque el Concejo hubiera aprobado ese excedente de gastos legales, es el trabajo del administrador advertirles de no sobrepasar el presupuesto. “Para eso es un administrador. Para mantener nuestras finanzas acorde al presupuesto”, expresó.

Doug Willmore, administrador de Bell, afirmó que él y el abogado de la ciudad actuaron bajo la aprobación del Concilio municipal. “El voto del Concejo fue casi siempre unánime a este respecto”, aseguró. “Fue su decisión exceder el presupuesto“.

“Creo que mi gente, los casi 40 mil residentes de Bell, que ganan menos de $30 mil al año, merecen una mejor explicación y es mi trabajo buscarla”, sostuvo Quintana, quien procederá con solicitar la investigación el próximo 28 de mayo.