Entérate cómo puedes dar un paseo en kayak por Los Ángeles

Por segundo año, se abre el río de Los Ángeles para fines recreativos.
Entérate cómo puedes dar un paseo en kayak por Los Ángeles
Foto: Ciro César / La Opinión

A partir de hoy lunes y hasta el Día del Trabajo, el río de Los Ángeles se abre al público para paseos en botes de remo, lo que en inglés se conoce como kayaking.

“Lo que la ciudad gana al abrir el río de Los Ángeles, es hacer conciencia de que tenemos este recurso y que pueden ir a disfrutarlo, no solo verlo. En especial, los niños aman venir al río y su vida silvestre”, dijo el concejal Mitch O’Farrell.

El funcionario acompañó a La Opinión en un recorrido por el río de Los Ángeles para dar una idea de lo que los paseantes encontrarán. Plantas acuáticas, peces, patos y una gran variedad de exóticas especies de pájaros, que no es posible ver en otras partes de la ciudad.

Al navegar en el río, es difícil de creer que usted está dentro de la gran urbe angelina.

“El río se abre durante los meses del verano, porque es cuando es más seguro, pues el nivel del agua es más bajo”, explicó el concejal O’Farrell mientras hacia una pausa en su remo.

Aunque las paredes del río, en la sección de Elysian Park, están encementadas de concreto no lo está el fondo, lo que permite el fluido desplazamiento de las canoas.

Los que decidan remar por el río, deben venir preparados para ejercitar el torso y los brazos durante un paseo de dos millas y media, que les tomará un par de horas.

La apertura oficial se hará hoy lunes a partir de las 9:00 a.m. en el parque Marsh de Elysian Valley, dijo el concejal O’Farrell. Tras el banderazo, un primer grupo de remeros saltará a las aguas del histórico afluente.

Este es el segundo año que se abre la sección de Elysian Park del río de Los Ángeles con fines de esparcimiento. El año pasado se hizo a nivel piloto. Pero este 2014, la novedad, es que también se autoriza el canotaje en dos millas del río, en el área de la cuenca Sepulveda al Norte de la ciudad.

“Hay dos clases de tours. Uno para experimentados, y otro para gente nueva que quiere aprender”, explicó Fernando Gómez, el jefe de los guardabosques de la Autoridad de Conservación y Recreación de las Montañas.

Y si de seguridad se trata, no hay nada de que preocuparse, porque varios guardabosques estarán patrullando el río.

“Adicional a eso, va a ver unos 25 voluntarios de la comunidad entrenados para enseñar kayaking, y también en el rescate en caso de una emergencia”, dijo el guardia forestal.

Los paseantes se suben a las pequeñas balsas protegidos con cascos y chalecos salvavidas. Se permite el acceso a los niños a partir de los diez años, acompañados por un adulto.

El Departamento de Agua y Energía, así como el Buró de Recolección de Basura destinaron $100 mil para el patrullaje del río y apoyar a los voluntarios.

El año pasado disfrutaron del río 3,000 angelinos. Aunque hubo algunos latinos, el plan es que este año vayan más. “Muchos latinos no se sienten cómodos en las canoas de remos porque es algo diferente. Como latinos, estamos acostumbrados a encontrar un río y correr a nadar, pero el canotaje es otra forma de diversión que debemos aprovechar”, recomendó el jefe de los guardabosques .

Aunque los tours tienen un costo, esta aventura se ofrece gratis y a bajo costo a los residentes locales que no puedan pagar.

Para información sobre qué hacer para navegar el río de Los Ángeles, visite su portal en la Internet.