Muralista honra héroes mexicanoamericanos de Santa Ana

Artista latino rinde tributo a veteranos y muertos en combate con mural.
Muralista honra héroes mexicanoamericanos de Santa Ana
El artista mexicano Carlos 'El Jaguar' Aguilar posa frente al mural que dedicó a veteranos y caídos en combate del barrio Logan de Santa Ana.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Paul Duron, Fred Chávez, Henry Castro, Joe M. Reynoso son algunos de los mexicoamericanos que fueron a la Segunda Guerra Mundial y a la Guerra de Corea, que son parte del impactante mural que Carlos “El Jaguar” Aguilar pinta en el barrio Logan de Santa Ana.

“Lo comencé en 2012 cuando el presidente del club de veteranos de Santa Ana me propuso hacer un retrato con algunos de ellos”, dijo El Jaguar.

Pero el artista de 34 años, quien vino de su natal Ixtaro en Michoacán, México en 1990, no se conformó con un retrato.

“Yo sabía que quería ser muralista, por eso escogí pintar mejor un mural. Andaba buscando crear algo que tuviera un gran impacto, que destacara y mostrara todo lo que en verdad puedo hacer”, explicó.

Por eso pensó en un mural para honrar a los soldados mexicoamericanos de Santa Ana que no habían sido muy reconocidos por la historia. “Algunos de los que están el mural regresaron con vida, otros cayeron en el campo de batalla. Unos más como Rito Mata nunca fueron encontrados.

Rito se perdió en Europa a finales del ’42, 43″, observó el artista, mientras trepado en un andamio, daba pinceladas a su obra.

El mural, al que el artista ha dado el nombre “Entre Héroes“, mide 24 por 27 pies y se encuentra en la esquina de las calles Washington y Custer, en la pared del histórico restaurante La Chiquita. Describe escenas de la guerra, y muestra a los soldados con sus nombres.

Hay retratos de familias entera que fueron a la guerra como siete de los hermanos Rodríguez, cuatro hermanos Gómez y seis de los hermanos Vaca. Todos de Santa Ana.

“Le debo mucho al dueño de La Chiquita, Samuel Montoya. Es de Zacatecas. Me prestó la pared para hacer el mural. Me ha ayudado hasta con dinero para hacerlo”, dijo el artista.

El Jaguar platicó que escogió hacerlo en el barrio Logan porque es uno de los más antiguos de la ciudad de donde salieron la mayoría de los militares para su mural. “Aquí era el único lugar donde la gente mexicana podía adquirir casa. En esos tiempos, no podían comprar del otro lado del río, donde vivían los blancos. Existía la segregación”.

Luego de conseguir el apoyo del dueño de La Chiquita, El Jaguar hizo una convocatoria a los residentes del barrio para que le llevaran fotos de sus veteranos y soldados muertos. “Algunos pensaban que estaba loco pero la gente reaccionó trayéndome las fotos de sus soldados.

“Y yo comencé a trabajar. Aunque fue difícil al principio hasta para conseguir prestado el andamio para subirme a pintar. Nadie quería por aquello de que fuera a caerme”, relató.

El Jaguar lleva pintados los rostros de 89 mexicoamericanos veteranos y caídos. “Me faltan 30 más para concluir”, precisó.

La mayoría de los soldados del mural están muertos. “Uno de los momentos más duros fue el año pasado, cuando falleció el ex combatiente José M Reynoso. El murió tres días antes de que yo terminará su retrato. No lo pudo ver“, se lamenta con los ojos llorosos.

“Me decía que lo triste de la guerra no era ver a los soldados morir sino ver a tantas mujeres y niños quedarse solos, a merced de la muerte y el desamparo”, dijo.

La familia de Reynoso hizo una parada con la carroza fúnebre frente al mural. “En el retrato que le hice aparece a la edad de 17 años”, dijo.

Ha recibido reconocimientos e insultos, “por poner la bandera mexicana y la americana juntas. Me alegaban que ellos no habían ido a pelear por México”.

Hacer este mural, reconoce, ha sido todo un reto moral, espiritual y hasta económico. “Espero terminarlo en el verano, pero todo depende porque he batallado mucho por el dinero para seguir adelante”, contó.

El Jaguar está dedicado cien por ciento a pintar el mural. No tiene otro empleo por lo que vive de los donativos que recibe de las familias, y de la comunidad. También hace retratos para sobrevivir.

“No sé a dónde me lleve todo esto, pero ha sido una experiencia inolvidable porque estoy retratando los rostros del vecindario mexicano que fueron a la guerra, uno de los capítulos más oscuros de la historia”.

Los que quieran ayudar con donativos al artista pueden llamar al 714-914-5324.

Alrededor de la web