Siempre hay que tener algún ‘guardadito’

Recomiendan tener fondos ahorrados para cubrir tres meses
Siempre hay que tener algún ‘guardadito’
Aunque sea difícil ahorrar no se desanime y trate de llegar al objetivo que se haya fijado.
Foto: Archivo

Quizá esto le sorprenda. Los estadounidenses prefieren ahorrar a gastar.

Así se lo ha contado la mayoría, el 62%, a Gallup. Esta encuesta no mide si gastan o ahorran más, sino que da una clave psicológica de los consumidores americanos con respecto al dinero.

Por muchas razones, desde sueldos bajos o estancados, el alto coste de la vida o la dinámica consumista de la sociedad entre otras, un buen número de familias están en un estado de continua inseguridad financiera sin red de ahorros.

The Corporation for Enterprise Development (CFED), una organización que ayuda a hogares de bajos y moderados ingresos, explicaba hace unos meses que el 44% de los hogares en EEUU son considerados pobres a la hora de evaluar sus activos líquidos, esto es el efectivo en ahorro a su disposición. Uno está en esta situación cuando tiene menos de tres meses de ingresos ahorrados o un mínimo de $5,887 para una familia de cuatro.

Los bancos e instituciones financieras han notado que los latinos ahorran poco porque con presupuestos muy ajustados, en muchos casos, las prioridades suelen pasar por atender a progenitores y descendientes además de mandar dinero a los países de origen, lo que deja muy pocos fondos para esta red personal.

Es algo que hay que intentar cambiar en los presupuestos familiares porque esto significa que cuando una familia tiene que hacer frente a una emergencia como una cuenta médica elevada o un imprevisto (se rompe el carro), tienen que acudir a un préstamo personal y para quienes tienen baja calificación crediticia las opciones siempre son muy caras.

Uno no es más egoísta por tomar una parte de lo que dedica a otros para ahorrar. Piense que si uno no se ayuda difícilmente puede atender a otros cuando empiezan las complicaciones. Recuerde cómo en el avión le dicen que en caso de que se tenga que poner la mascara para respirar usted se la tiene que poner antes que ayudar a los que no pueden hacerlo solos.

Pero ¿Cómo?

Planifique cuánto puede ahorrar de una forma realista. Elabore un presupuesto y contabilice una cantidad de ahorro. Aunque sea difícil no se desanime pero trate de llegar al objetivo que se haya fijado.

Decida cuándo puede ahorrar teniendo en cuenta cuándo obtiene sus ingresos mensuales.

Ahorre de forma automática para que se acostumbre a no contar con ese porcentaje dedicado al ahorro. Con el tiempo, uno se adapta y no termina dándose cuenta. Hable con su banco para que le transfieran una parte de sus ingresos con la regularidad que elija a a una cuenta de ahorros. Hay bancos, sobre todo en Internet, que tienen unas cuentas atractivas en cuestión de costes y tasas de interés.

Cuando haya llegado a su objetivo trimestral o anual, tiene que fijarse un nuevo objetivo. Para entonces ya tiene una idea de lo duro o lo fácil que ha sido y puede establecer un objetivo que le resulte cómodo, realista y rentable.