‘Temo’ y su gran adiós

Blanco llega y entrena con la selección; será titular ante israelíes

‘Temo’ y su gran adiós
Cuauhtémoc Blanco se toma la foto del recuerdo durante el entrenamiento de la selección mexicana en el Azteca.
Foto: MEXSPORT

MÉXICO, D.F.— Cuauhtémoc Blanco volvió al Tricolor, se concentró, entrenó y jugará en la despedida de la selección nacional ante Israel.

Será el adiós del equipo mexicano y será el adiós del “Cuau” después de 19 años desde su primer llamado para disputar la Copa Rey Fahd en 1995, donde no jugó. Pero ahora sí lo hará.

“Hay gente que está marcada y que la gente los ha hecho ídolos, me parece que él es uno de ellos. La química que hay con Cuauhtémoc y la gente es sensacional. Es un homenaje propuesto por los directivos, el cual me parece que el chavo se lo merece y esperemos haya esa comunión dentro de la cancha”.

“Está como para 15 ó 20 minutos, no va a ser un homenaje de que toque la pelota y lo saquemos, vamos a ver que juegue un rato con el equipo, que la gente lo vea en la cancha”, dijo Miguel Herrera.

Cuauhtémoc jugará de inicio mañana en el Azteca, lo hará de delantero al lado de Oribe Peralta y portará el “10” que lo identificó.

“Estoy muy contento, muy feliz, lo voy a disfrutar al máximo, esperemos que las cosas salgan bien. Me lo propusieron, tuve una plática con Héctor [González Iñárritu, director de Selecciones] y me encantó la idea. Estoy muy agradecido por darme la oportunidad y a agradecer a la afición mexicana por el apoyo que siempre me ha brindado”, expuso Blanco.

Herrera aclaró que Blanco se preparó a conciencia para el partido, por lo cual tendrá una función específica dentro del terreno que no alterará la preparación rumbo al Mundial.

El jugador se puso la camiseta verde como en los viejos y buenos tiempos, practicó al lado de jóvenes que apenas conoció y de experimentados con los que bromeó como en otras concentraciones.

“He trabajado para la selección y cuando he estado ahí creo que he dado mi máximo esfuerzo y con eso me voy contento. Lo más importante es que te sientas feliz con lo que has hecho y con lo que he hecho en la selección me voy contento, satisfecho, no le debo nada a nadie. Siempre que jugaba era representar a mi País y cuando se cantaba el Himno [Nacional] se me ponía la piel chinita”, comentó Cuauhtémoc.