Calle 24: nuevo distrito cultural

Velado en la cortina de las presentaciones culturales, una acción social fue el inicio de una estrategia para resguardar el rostro latino de San Francisco en el histórico barrio de la Misión
Calle 24: nuevo distrito cultural
El supervisor del Distrito 9 en San Francisco, David Campos (al centro y con lentes), inaugura junto a niños y el representante del alcalde Ed Lee, el Distrito Cultural Latino de Calle 24.
Foto: Ivonne Iriondo / El Mensajero

SAN FRANCISCO.— Hay una nueva estrategia para preservar la presencia hispana en el barrio de la Misión. El pasado 23 de mayo fue inaugurado en esta ciudad el Distrito Cultural Calle 24.

Fue todo un acontecimiento. Celebridades, líderes y residentes de la localidad se hicieron presentes poco antes de las dos de la tarde, entre la Harrison y la calle 24: David Campos, Alejandro Murguía, Lorraine García-Nakata, René Yáñez, Maya Chinchilla, entre otros contemporáneos, fueron algunos de los asistentes a esta conmemoración de matiz familiar.

Familiar porque resulta imposible no considerar a la Calle 24, y sus cercanías, un hogar para las distintas generaciones de inmigrantes latinos que han recalado por estas tierras. Familiar porque basta vivir por poco tiempo en el barrio para darse cuenta de su pequeñez, la familiaridad en los rostros del día a día, y el sentido comunitario disuelto en el aire.

Tras años de presencia hispana en la zona, fue apenas que las autoridades realizaron con este acto un reconocimiento público al patrimonio cultural que la zona alberga, pese a que la sabrosura ha estado ahí siempre. No se necesita de mucho alarde para que los visitantes más exquisitos se sientan agraciados con la calle 24. Basta con una vuelta al callejón Balmy, o una rica quesadilla de huitlacoche y flor de calabaza en La Torta Gorda.

Calle 24 no sólo alberga la ricura de la tradición latina, sino que también supone una convergencia entre las diferentes culturas y tribus urbanas de La Mission. Sobre el asfalto se ciernen negocios que pertenecen y se dirigen a públicos tan variados que resulta casi imposible creer que puedan coexistir de manera tan orgánica.

Desafortunadamente, no toda La Mission corre con la misma suerte. En el resto del vecindario, las nuevas y modernísimas unidades inmobiliarias minimalistas se erigen con la brutalidad del que conquista, causando un contraste que lastima a la retina y… pues los desalojos.

Pero no todo está perdido, o al menos esto supuso esta reunión de carácter social, velado en la cortina de las presentaciones culturales. Tras cortar el listón, la ciudad reconoce las contribuciones de la comunidad latina a lo largo de los años, pero más importante, se compromete a generar métodos de organización entre los distintos organismos de la comunidad (desde instituciones de arte hasta individuos) para que tomen la rienda de los asuntos que les conciernen. Se habló ahí de impulsar la economía a través de la protección a los recintos locales, asistencia técnica por parte del gobierno, micropréstamos a negocios pequeños, mejoras a las fachadas de los locales y el bloqueo total a la especulación inmobiliaria desorbitada.

La organización Calle 24 declara: “La meta es proteger el carácter del Distrito; hacer mejorías en lo que ya está, crear estabilidad económica y mantener al área culturalmente relevante y accesible para todos”.

Por su parte, los ‘artivistas’ invitados expresaron el cariño que le tienen a la vecindad que alguna vez los proveyó de herramientas e inspiración necesaria para catapultarse en el mundo de las artes. La poeta Maya Chinchilla recitó su poema ‘24th & Mission Border Transmission’, donde denuncia a una sociedad todavía machista y negligente hacia las mujeres; los músicos Bernardo González y Raul Rekow hicieron recuento de sus peripecias musicales con Santana y giras mundiales, mientras que la curadora Lorraine García-Nakata hizo una invitación a sentirnos agradecidos con Calle 24 y La Mission “porque ha sido y seguirá siendo el umbral de muchos movimientos artísticos y sociales”.

Finalmente, el supervisor del Distrito 9, David Campos, junto con un representante del alcalde Ed Lee, más un grupo de niños, cortaron el listón de un futuro que pinta prometedor y los danzantes aztecas hicieron viva imagen al espíritu colectivo de celebración.

Por ahora, no dejes de acudir al Distrito Cultural. Brava Theater, Galería de la Raza, la Iglesia ‘St. Peter’, el callejón Balmy, y eventos como Carnaval o Día de Muertos, son muchas de las cosas con las que puedes toparte en la Calle 24.

Para más información sobre actividades culturales en el Distrito Calle 24, visita la página web Calle24sf.org.

?>