Oficiales del lado del cartel

Fuerzas federales tienen detenidos a 4 altos mandos de Michoacán
Oficiales del lado del cartel
El comisionado para la seguridad de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, (der.) dice que no permitirá la corrupción de funcionarios públicos en ese estado mexicano, "caiga quien caiga".
Foto: Notimex

MÉXICO, D.F.— El director de Seguridad del municipio de Villa de Madero, Michoacán, Carlos Barajas Galván, fue detenido en el municipio de Acuitzio a bordo de un Jeep en el que transportaba 10 paquetes de marihuana. Con él suman cuatro altos mandos policíacos detenidos en un mes en el estado a cargo de Fuerzas Federales.

Barajas, detenido junto con cuatro personas que lo acompañaban, sigue un proceso penal ante la Procuraduría local por tráfico de droga y portación de una pistola calibre .38 especial con cartuchos especiales, un arsenal autorizado para uso exclusivo del ejército.

El resto de los directivos de seguridad detenidos en estos días enfrentan cargos diversos por secuestros y protección y vigilancia o “halconeo” al cártel de Los Caballeros Templarios en medio de una persecución desde el gobierno central.

El martes fue hallado el cuerpo d el agente de la Policía Federal Mario César Corona, de 29 años, torturado y asesinado por criminales. Según información oficial, Corona era miembro del equipo de inteligencia y coordinaba acciones de lucha contra el narcotráfico en la región michoacana del Pacífico.

El cuerpo del agente lo encontraron compañeros de trabajo en el puerto de Lázaro Cárdenas, donde los Templarios montaron una infraestructura ilícita de importación y exportación de metales y precursores químicos para la elaboración de metanfetaminas.

En los primeros cuatro meses del año, en la entidad se han registrado 1,085 homicidios, de acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

El comisionado para la Seguridad de Michoacán, Alfredo Castillo, quien hace la funciones de mando local, reitera constantemente que no permitirá la corrupción de funcionarios públicos “caiga quien caiga”.

Por ahora, el ex gobernador interino, Jesús Reyna, se encuentra preso en una cárcel de máxima seguridad por vínculos con Los Templarios; el actual ejecutivo Fausto Vallejo también ha sido investigado, pero el procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, asegura que “no existe ninguna evidencia” de nexos criminales como señalan Autodefensas.

?>