Discapacitados de LA rechazan exigencia de sindicato

Unión quiere exigir entrenamiento para quienes cuidan de discapacitados
Discapacitados de LA rechazan exigencia de sindicato
Gordon Cardona (der.) se unió a trabajadores de IHSS durante una protesta afuera de las oficinas del SEIU en Commerce.
Foto: Yurina Melara / La Opinión

Desirie Colorado, de 31 años de edad, está en una silla de ruedas desde hace 11 años, pero gracias al programa de trabajadores en casa (IHSS), ella recibe la ayuda adicional que necesita para poder vivir sola.

En su caso, al igual que en muchos más, la persona que IHSS contrata para cuidarla por unas 100 horas al mes es su propia madre, Erlinda.

“Mi mamá sabe en lo que necesito ayuda y no necesita entrenamiento adicional que le diga cómo ayudarme”, dijo Desirie.

Una propuesta impulsada por el sindicato SEIU-UHW obligaría a todos los trabajadores del programa IHSS a obtener un entrenamiento de 75 horas antes de ser contratados. SEIU-UHW busca poner esta iniciativa de ley en la boleta electoral de noviembre de este año.

El programa IHSS provee asistencia básica como limpieza de casa, preparación de alimentos e higiene personal a unos 450 mil ancianos y personas con discapacidades.

Según información oficial de SEIU, esta propuesta de ley busca no solo mejorar el entrenamiento de estos trabajadores, sino incrementar los salarios.

Martha Cobos, a quien IHSS le paga por cuidar a sus hijos gemelos que tienen autismo, considera que esta propuesta ayudaría principalmente a los trabajadores independientes que se ven obligados a tener varios trabajos por el bajo sueldo.

“La gente estaría mejor preparada y se evitarían accidentes que llevan a hospitalizaciones”, dijo Cobos.

Con ciertas excepciones, IHSS paga el salario mínimo a estos trabajadores.

Cynde Soto, quien necesita atención constante ya que está paralizada de las piernas y de los brazos, dijo que las personas que la cuidan no necesitan entrenamiento adicional, ya que ellos saben lo que necesita y cómo hacerlo, y niega que en algún momento su bienestar esté en peligro porque sus proveedores no han tenido entrenamiento.

Para Lilibeth Navarro, director ejecutiva de la organización que representa a personas con discapacidades, CALIF, la propuesta de SEIU tiene como única intención ganar más dinero y ampliar la base de personas sindicalizadas.

“En tantas ocasiones, SEIU y nosotros hemos estado del mismo lado. Ahora con esta propuesta lo que demuestran es que quieren ampliar su poder y obtener más dinero”, dijo Navarro.