El portavoz de La Casa Blanca deja su puesto

Jay Carney seguirá trabajando como portavoz hasta finales de junio
El portavoz de La Casa Blanca deja su puesto
Jay Carney fue portavoz de La Casa Blanca por más de tres años.
Foto: EFE

El presidente Barack Obama anunció la dimisión del portavoz de La Casa Blanca, Jay Carney quien se mantuvo en el puesto por más de tres años y sera reemplazado por Josh Earnest.

En una conferencia de prensa diaria de La Casa Blanca, el presidente dijo que Carney dejaría el puesto como portavoz para dedicarse más a su familia.

Expande la nota agencia EFE:

“Jay tiene un buen juicio, un buen carácter y un buen corazón. Le echaré mucho de menos y seguiré recurriendo a él como amigo y como asesor cuando se vaya para pasar el máximo tiempo posible con sus hijos este verano antes de decidir qué es lo próximo que va a hacer”, dijo Obama.

Carney, un veterano periodista de 49 años y con más de dos décadas de experiencia en el oficio, ha sido el portavoz de Obama desde enero de 2011, y anteriormente, desde 2009, había sido portavoz del vicepresidente estadounidense, Joseph Biden.

Esta ha sido una experiencia maravillosa, muy gratificante“, afirmó Carney después de que el presidente anunciara su renuncia.

Carney, el segundo portavoz que ha tenido Obama después de Robert Gibbs (2009-2011), llegó a la Casa Blanca “con una perspectiva de periodista”, según indicó el mandatario.

“Pero (su trabajo) obviamente ha afectado a su mujer, Claire, y a sus dos maravillosos hijos, Hugo y Della”, señaló Obama, al lamentar que Carney no haya podido ver demasiados partidos de béisbol en los que juega su hija.

El presidente calificó de “agridulce” la decisión de Carney, que le comunicó su intención de dimitir en abril y de quien dijo que se ha convertido en uno de sus “mejores amigos en Washington“.

Ya como portavoz de Biden, Carney era visto como un profesional disciplinado, y como portavoz de la Casa Blanca ha mantenido esa reputación, con muy pocos errores desde el podio.

Eso, no obstante, no ha evitado que tuviera sus roces con la prensa, en especial por lo que algunos periodistas consideran una opacidad exagerada respecto a las actividades del presidente.

Antes de trabajar en el Gobierno de Obama, Carney, casado con la también periodista Claire Shipman, fue corresponsal en Moscú y delegado en Washington de la revista Time, para la que también fue corresponsal ante la Casa Blanca.

El nuevo portavoz será Josh Earnest, de 39 años, muy conocido ya por la prensa que cubre la Casa Blanca y de quien Obama aseguró que “su nombre describe su temperamento”, dado que “earnest” significa “serio”.

“Es imposible encontrar a un individuo más amable, incluso fuera de Washington”, añadió Obama. “Josh y yo tenemos mucha historia, desde las primarias de Iowa (en 2008). Fue mi director de comunicaciones en Iowa, e incluso entonces siempre se quedaba una hora o dos más ayudando a los empleados más jóvenes”.

“No había una tarea demasiado pequeña, ni un detalle demasiado nimio para Josh”, sostuvo Obama, que elogió su “sensatez, honestidad e integridad”.

Earnest, que hoy describió el nombramiento como un “auténtico honor”, acompañará a Obama en lugar de Carney durante su viaje a Europa la próxima semana.

El nuevo portavoz se encargará de dar voz a la Presidencia de Obama en los dos años y medio que le quedan de mandato, en los que éste deberá afrontar retos pendientes como la reforma migratoria, la retirada de Afganistán o su promesa de cerrar Guantánamo.

Carney abandonará el cargo a mediados o finales de junio, según explicó hoy, y dará algunas conferencias de prensa más antes de pasar el relevo a Earnest.

El presidente Barack Obama le dió el abrazo más raro e incómodo antes de su partida. Jay Carney fue vocero de La Casa Blanca por más de tres años.

Todo empezó cuando Obama queria darle la mano a Carney pero Carney fue directo por un abrazo. La situación se puso todavía más incómoda cuando Carney quiso que su abrazo de despedida durara más tiempo.