Fin a ‘cárceles para maestros’

A partir del 1 de julio, educadores suspendidos estarán en casa
Fin a  ‘cárceles para maestros’
Maestros del LAUSD marchan exigiendo una investigación adecuada en los casos de educadores suspendidos.
Foto: La Opinión - J. Emilio Flores

Para acabar con la controversia de las llamadas “cárceles de maestros”, el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) ha informado que a partir del 1 de julio, los maestros que han sido suspendidos por presunta mala conducta, podrán permanecer en casa durante la investigación de sus casos, en lugar de permancer encerrados en oficinas del LAUSD.

La resolución, afectaría a unos 250 maestros que se encuentran actualmente en esta situación, según los últimos datos revelados por el distrito.

El sindicato de maestros de Los Ángeles (UTLA) se ha dado crédito por la eliminación de dicha política que consideraba “injusta”. Por mucho tiempo la unión busco que los maestros involucrados en situación de sospecha de mala conducta, tuvieran un trato adecuado y no ser tratados como si fueran culpables.

UTLA reporto casos de varios maestros que pasaron meses en las llamadas cárceles de maestros, sin siquiera saber de que se les acusaba. Una vez removidos del salón de clases y asignados a permanecer en oficinas del distrito, estos no realizaban ninguna función, pero continuaban recibiendo su sueldo.

Oficiales del distrito negaron que hayan llegado a esta resolución por rpesion de UTLA. David Holmquist, consejero legal del LAUSD dijo al LATimes que fue por un “problema de supervisión y uso del espacio”.

De los seis centros educativos del LAUSD, donde el distrito mantenía albergados a estos maestros, tan solo el de el Este de Los Ángeles albergaba 50 de estos.

Gilian Russom, jefa del sindicato UTLA del área Este, declaro hace un tiempo que en la mayoría de los más de 200 casos de maestros retirados del salón de clases por conducta inapropiada y llevados a esos centros, “las acusaciones son aisladas, a veces de un solo estudiante que alega fue maltratado por un maestro”.

Esta señalo además que alrededor de 92% de los maestros albergados en estas ‘prisiones de maestros’ son veteranos en la profesión, y opinó que han sido blanco de esta práctica “injusta” como estrategia del distrito para deshacerse de ellos y dejar de pagar altos salarios y beneficios que estos se han ganado a través de los años.

“Tiene que haber una mejor manera de retirar a los malos maestros del salón de clases y de dejar a los que hacen bien su trabajo y son experimentados, y que generalmente son inocentes de lo que se les acusa”, sostuvo la representante del sindicato. “No pueden ser traídos aquí y pasar semanas o hasta meses sin saber de qué se les acusa”.

“En los pasados dos años, bajo el liderazgo de Deasy, el número de maestros albergados significativamente. Antes de su administración una acusación de conducta inapropiada era reflejada en una evaluación insatisfactoria. Ahora esta termina con la carrera del maestro. En una sola reunión de la junta directiva se han despedido hasta 30 maestros sin el debido proceso”, afirmó Russom.

El distrito ha enfatizado que la mayoría de los casos en los que los maestros son acusados de conducta inapropiada son por maltratar a un alumno, y no por alegatos graves como abuso sexual.