Sheriff de Los Ángeles: se puede cambiar una cultura de violencia

Sheriff interino de LASD: Recibí un departamento desconectado y desmoralizado
Sheriff de Los Ángeles: se puede cambiar una cultura de violencia
'Hay un liderazgo completamente comprometido, que escucha, ve y actúa', dice Scott.
Foto: La Opinión - J. Emilio Flores

En medio de un escándalo de corrupción policíaca y el retiro del Sheriff Lee Baca hace cuatro meses, John Scott tomó las riendas del departamento de alguaciles más grande del país.

Al Departamento del Sheriff de Los Ángeles (LASD) le urgía una transformación luego de que una comisión ciudadana considerara que la corporación estaba plagada por la cultura de la violencia.

A decir del Sheriff interino, en estos cuatro meses el LASD ha sido despejado de la nube negra que lo cubría.

“Yo pasé 36 años aquí, de 1969 a 2005, y por esa experiencia tenía una muy buena idea de lo que sería el departamento, pero cuando regresé me encontré con una moral baja y con lo que describiría como una nube negra que cubría al departamento como símbolo de un liderazgo fallido”, dijo Scott.

Para mover esa nube y traer un rayo de luz y esperanza a la corporación, explicó Scott, se ha ido restaurando la dignidad y la moral en el personal mediante la identificación y el reconocimiento a quienes han hecho y están haciendo bien su trabajo.

Sin precisar cifras, dijo que ha ocurrido un número considerable de bajas en la corporación y que muchos otros han sido sujetos a medidas disciplinarias.

“No te podría decir cuántos, pero han sido despedidos por violaciones a las leyes internas”, mencionó el Sheriff.

Debido a que ha implementado nuevas reglas, políticas y directrices de conducta, aseguró que hay menos quejas y menos agentes están siendo investigados por indisciplina.

De las 63 recomendaciones que propuso la Comisión Ciudadana sobre la Violencia en las Cárceles para reformar al LASD y que se venían aplicando desde hace año y medio, Scott indicó que ya van más de 50 en ejecución.

“Ha habido un gran cambio en las cárceles gracias a ello”, mencionó Scott. “Estamos llamando a rendición de cuentas a todo el personal de custodia, para que responda y explique los conflictos y quejas que hay en las cárceles. Hay más supervisión y ese es un gran cambio”.

A pesar de que el último año las demandas por abuso policial le costaron $43 millones de dólares al LASD, el Sheriff Scott dijo que financieramente están en buena forma para realizar la tarea principal de la corporación gracias a los contratos que tienen con las 42 ciudades del condado.

El próximo martes se llevará a cabo la elección primaria para elegir al nuevo Sheriff. Sin embargo, debido a que hay siete candidatos es muy probable que haya una segunda vuelta en noviembre, por lo que Scott sabe que cumplirá los diez mes en el cargo.

“Para el 1 de diciembre, cuando juramente el nuevo Sheriff, espero haber implementado las 63 recomendaciones de la Comisión Ciudadana”, dijo Scott.

En el LASD, consideró Scott, es un departamento con presupuesto de $2,800 millones de dólares y una plantilla laboral de 18 mil personas. Aún se requiere mucho trabajo por hacer, ya que la administración pasada provocó mucha desconexión, dijo Scott.

“Porque se enfocó más en lo externo y este departamento necesita enfocarse en las operaciones internas, en el día a día, en su misión principal, y para ello se requiere liderazgo”, recalcó. “Ahora el personal de mando y ejecutivo entiende que hay un liderazgo completamente comprometido, que escucha, ve y actúa. Este departamento es muy diferente a como era hace cuatro meses”.