Yanquis caen en el noveno

El taponero David Robertson no pudo neutralizar rebelión de los Mellizos
Yanquis caen en el noveno
David Robertson se alista para un lanzamiento en la novena entrada del juego de ayer ante Minnesota en el Yankee Stadium.
Foto: GETTY IMAGES

NUEVA YORK.— David Robertson entró en la novena entrada para salvar el partido y terminó abucheado en El Bronx luego permitir un rally de cinco carreras que estropeó su segundo intento de rescate de la temporada y le echó encima la derrota 7-2 de los Yanquis ante Mellizos de Minnesota.

“Empecé mal el partido y me hicieron pagar ese mal lanzamiento”, expresó Robertson.

“Hoy [ayer] me estuvieron fallando los lanzamientos y no pude ser consistente. Me sentía bien, pero cometí errores que nos costaron el partido”.

Ese mal lanzamiento fue el primero que le tiró a Josh Willlingham que mandó la pelota al otro lado de la cerca del jardín izquierdo, su tercer jonrón del año, para empatar el partido e iniciar la debacle de los Yanquis que en ese momento ganaban 2-1.

La derrota duele más porque hasta que el cerrador entró al partido, los brazos de los Yanquis, el abridor Chase Whitley y el relevista Dellin Betances, se habían combinado para 11 ponches.

Por tercer partido consecutivo los serpentineros de los Bombarderos se combinaron para más de 10 ponches acumulando 14 en esta ocasión.

Pero eso ha sido lo único que parece responder en el equipo.

“Nuestro pitcheo ha dado la cara. Nos hace falta que los bates den la cara también. Hemos tenido problemas para anotar carreras”, manifestó Joe Girardi, piloto de Nueva York.

Esos problemas podrían tener una solución en camino. Los “Mulos” informaron que el toletero puertorriqueño Carlos Beltrán iniciará hoy partidos de rehabilitación en Tampa.

“Queremos ver cómo está y llevarlo día a día. Lo mandamos para allá porque consumirá más turnos”, indicó Girardi. “No sé cuánto tiempo pasará en Tampa, pero espero que vuelva pronto”.

Beltrán está fuera debido a un fragmento óseo en el codo derecho que lo ha marginado de la actividad, dejando a los Yanquis sin un potente cañonero en su ya de por sí diezmada ofensiva. Y ese apoyo ofensivo le hizo falta al abridor del juego de ayer.

Fue una mala tarde para Whitley que continúa sin conocer la victoria a pesar de haber tenido una buena salida en su debut en Yankee Stadium. En cinco entradas, ponchó a seis, permitió cinco hits, recibió una carrera y no dio boletos.

Cuando el debutante salió vino al relevo el deslumbrante Dellin Betances, que se ha convertido en una máquina de ponchar.

El joven lanzador dominicano le dio su chocolate a cinco de los seis rivales que enfrentó en dos episodios. Betances ha ponchado a 26 bateadores y no ha regalado bases en sus últimas 10 apariciones.

La victoria fue para un viejo conocido de los neoyorquinos, Phil Hughes, diestro que la temporada pasada ganó cuatro y perdió 14 vistiendo la franela a rayas del equipo de El Bronx.

“Fue un poco extraño estar del otro lado, sentarme en la otra banca, tener al público en tu contra”, comentó Hughes. “Pero fueron pensamientos pasajeros antes del partido; ahora la satisfacción después del juego es mucho mejor que pensar en todo eso”.

Hughes así logró su sexta victoria de la temporada por apenas un descalabro, y tiene efectividad de 3.12.

Por los Yanquis, Brett Gardner se fue de 4-1 con un triple y una anotada, mientras que Derek Jeter e Ichiro Suzuki impulsaron una carrera cada uno.

Esta fue la novena derrota en los últimos 13 juegos en casa para los Yankees, que a las 7:05 de este lunes jugarán ante Marineros de Seattle para reponer el juego que se canceló por lluvia el 30 de abril. Los posibles abridores son David Phelps (1-2, 3.38 de efectividad ) por los Bombarderos y el soberbio “Rey” Félix Hernández (7-1, 2.57) por Seattle.