5 mitos del sexo

Cuando se habla de sexo surgen dudas, exageraciones y mitos, por lo que decidí desenmascararlos para ti.
5 mitos del sexo
Los varones necesitan más sexo que las mujeres. Falso
Foto: Shutterstock

Los mitos son mentiras. Y las mentiras son barreras que limitan la imaginación y, en este caso, el placer: hay que derribarlas, right now!

1. Los varones necesitan más sexo que las mujeres

Siempre pensé que mi chico estaría dispuesto todos los días de la semana y a cualquier hora para tener sexo conmigo. Sin embargo, llegué a la conclusión de que estaba totalmente errada, ya que como me sucede a mí, las fluctuaciones de la libido también le afectan a él, y estas son causadas por el poco descanso, el estrés y los malos momentos por los que como toda pareja pasamos.

2. ¿Mayor tamaño del pene, mayor placer?

Muchas mujeres creen que cuanto más grande sea el pene, más placer sentirán. No obstante, puedo decir que es una falacia, ya que la mayoría de las mujeres llegan al orgasmo por el contacto con el clítoris y por ende, el tamaño no lo es todo.

3. Me duele la cabeza, hoy no puedo

Como explica el bloguero Hery Emmanuel, el dolor de cabeza no es una excusa para tener sexo y lo comprobé, ya que al liberar la hormona de la felicidad (endorfina) y la hormona del amor (oxitocina) durante el orgasmo, pude aliviarlo, como así también todas las molestias que sentía.

4. Alimentos que excitan

Créeme que no está comprobado aún científicamente que la canela, el chocolate y los mariscos sean alimentos que excitan. Sin embargo, hay algunos alimentos que me generan deseo y por ello para mí son los mejores afrodisíacos, pero aclaro, es más bien una idea mía.

5. Los juguetes sexuales son para las mujeres

Las charlas con mis amigas son cada vez más liberales y muchas de ellas me contaron que usan vibradores. Y además, me confesaron que sus parejas son quienes compran los juguetes sexuales por Internet, porque claro, la discreción para los hombres es fundamental. Incluso, ellos están explorando el uso de dildos para estimular su próstata, no desde afuera, sino desde adentro, wink!

Así como el dolor de cabeza ya no será una excusa para no tener sexo, tu chico ya no podrá decirte que no puedes explorar su punto G. Ahora, ¿te animas?