Dinero disponible

El 'crowdfunding' se prepara para recibir a capitalistas
Dinero disponible
Ana Manzano acaba de lanzar su proyecto de abrir una tienda en California con su línea de ropa para bebé y niños, Ana Apple.
Foto: Suministrada

Cuando se le pregunta a un empresario latino cómo dio sus primeros pasos y cómo consiguió el dinero en el crítico momento de arrancar, la respuesta suele ser mayoritariamente: amigos, familia y ahorros. ¿Y crédito del banco? La mayor parte de las veces la respuesta es “no me lo dieron” o la más explícita, “no gracias a Dios no he tenido que ir al banco”.

En cierta medida y con matices, los latinos han usado una forma de financiación ahora muy popular que se llama crowdfunding. Es decir, pedir a gente que cree en el proyecto que aporte dinero para lanzarlo. Los latinos normalmente devuelven el dinero a sus familias pero en el moderno crowdfunding que se hace a través de Internet, la contribución, grande o pequeña, se paga con productos de la empresa, descuentos…. Y dentro de poco, con acciones.

Ese es el cambio que ahora debaten los reguladores y que cambia el juego en esta captación de capital.

Las nuevas reglas dan entrada a una nueva clase de inversores que pueden invertir miles de dólares en los proyectos.

Es algo que dispara el riesgo para inversionistas y ahorradores. Por ello los reguladores tratan de ser muy cuidadosos a la hora de equilibrar riesgos y necesidades de capital.

Los emprendedores deberán cumplir requisitos estrictos a la hora de pasar auditorías.

Ana Manzano acaba de lanzar su proyecto de abrir una tienda en California con su línea de ropa para bebé y niños, Ana Apple, en Indiegogo y dice que la idea de captar dinero y dar acciones es atractiva. “Me pondría algo nerviosa dar parte de la propiedad de mi compañía pero es como funcionan las cosas”. El hecho de tener que presentar un prospecto e informar detalladamente a inversores “complica un poco pero es un trabajo que confirma que se es serio”.

José Huitrón, cofundador de Crowdismo, una plataforma que une a emprendedores y proyectos latinos con personas dispuestas a poner dinero para ello, dice que están “explorando que significan estos cambios para seguir con nuestra misión de animar la innovación y el espíritu emprendedor de la comunidad latina”. “Estamos abiertos a todo lo que sea acabar con las barreras al acceso de capital” afirma.

Huitron ve positio que se abra el acceso al capital y a mayor escala. “Dará a la gente que apoya un proyecto una pieza tangible de algo creíble”, y según su criterio acelerará las ideas empresariales. En el lado negativo cree que puede haber problemas quizá de fraude o para inversores que no se hayan informado en detalle de la empresa. Aunque Huitrón considera que no es una buena idea para todos los emprendedores, considera que abrir la posibilidad y dar mayor acceso al capital a los emprendedores es una cuestión crítica. “Es bueno”.