Help! Mi perro necesita adiestramiento

Si tu mascota tiene problemas de comportamiento como la mía, mira estos consejos.
Help! Mi perro necesita adiestramiento
Tu peludo hijo también necesita escuela.
Foto: Shutterstock

Por más tiernos (y es que son adorables) que sean nuestros peludos hijos de cuatro patas, la mayoría de nosotras llegamos a la misma conclusión: necesitan ser adiestrados. Llegamos a esta conclusión en algún punto, entre la primera siesta que toman en nuestra cama como cachorros y el tercer par de tacones con el que acaban a los pocos meses.

Sugerencias

1. Antes de salir a buscar a un adiestrador, haz una lista de todas tus necesidades (y las de tu perrito). Experiencia, amor por las mascotas, técnicas de adiestramiento y costo son algunos de los puntos que querrás considerar.

2. ¡Adoras a tu perro! Aún así necesitas ser objetiva y pensar cuál es el problema de conducta que tiene tu peludo y todas las cosas que quisieras que dejara de hacer. No vas a tener un perro amaestrado y súper obediente de la noche a la mañana, pero debes saber qué es lo que esperas del adiestramiento.

3. Por último, me propuse un monto a destinar para el adiestrador de perros.

¿Cómo encontrarlo?

Word-to-mouth, habla con familiares y amigos para ver si te pueden recomendar un entrenador de confianza. Otra fuente infalible puede ser tu veterinario, después de todo, ¿quién sabe más que los expertos?

Luego de haberlo encontrado

Tu peludo te necesita, haz parte activa de su entrenamiento para que se sienta seguro y cómodo.

¿Realmente sirve para algo?

1. Como un profesor, el adiestrador te ayuda a modificar el mal comportamiento de tu perro, ya sea mordiscos, tirones de correa, ladridos o cualquiera de los otros problemas que están haciendo que quieras estrujar a tu perrito.

2. Si quieres ganarte los ohhhh, ahhh y how cute de tus amigas, el adiestrador se encargará de que tu perrito de la mano, se haga el muertito, camine en dos patas. You get the idea.

3. Te enseña a ti cómo debes entrenar a tu mascota y a tener una buena relación.

La bloguera Irma Cedeño y yo coincidimos en que si el entrenamiento con el adiestrador no funciona, seguramente tengas que buscar otro profesional.