Lean en familia, lean en voz alta

Incorpora la lectura en voz alta a las actividades de tu familia y diviértanse.
Lean en familia, lean en voz alta
La lectura en voz alta estimula la imaginación.
Foto: Reading is fun por John Morgan, disponible bajo Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/aidanmorgan / 3537327425/

Mi hijo no lee! Éste suele ser mi gran problema cada vez que comienza la época de estudios. Gracias a la televisión y a la computadora, los libros están cada vez más relegados. Un día me puse a pensar ¿cómo puedo hacer para que mi niño sienta el mismo amor por los libros que yo?, y se me ocurrió una gran idea: ¡leer en voz alta en familia!

Beneficios de la lectura en voz alta

El principal objetivo de leer en voz alta es que los niños reconozcan el sonido de cada una de las palabras y comiencen a comprender cada uno de los textos. Con el tiempo me di cuenta que al leer para mi hijo y ponerle expresiones o voces a los personajes de una forma u otra le exigí estar atento a lo que estaba escuchando.

Otro de los beneficios que le encontré a la lectura fue que potenció su creatividad. ¿Cómo ocurrió esto? Pues muy sencillo: al leer en alta voz una historia, no la terminaba y dejaba que mi hijo creara un final alternativo. Realmente me sorprendió la gran imaginación que tiene. Con el paso del tiempo, él mismo comenzó a investigar en los libros para crear nuevos relatos que religiosamente leemos todas las noches.

Palabras de expertos

Pero no son solo ideas mías, el bloguero Antonio M. Battro coincide conmigo en los beneficios de la lectura en voz alta, no solo para estimular el amor por los libros en los niños, sino también para ejercitar el cerebro. Esta actividad fomenta la buena memoria, pues es más fácil recordar lo que se escuchó. Eso es innegable: cuando era estudiante, para aprender mejor las lecciones leía mis apuntes a otros miembros de la familia y me resultaba mucho más fácil memorizar todo.

Para mí no hay nada mejor que las sesiones de lectura en voz alta que noche a noche en familia tengo con mi hijo. Gracias a esto he logrado que él comience a amar los textos y a interesarse cada vez más. No dudes en probarlo y luego cuéntame los resultados.