Una economía saludable

Indocumentados sanos podrían mejorar el bienestar de CA
Una economía saludable
Los indocumentados visitan salas de urgencia con menos frecuencia que los nacidos en este país.
Foto: La Opinión - Archivo

Patricia A. González-Portillopatricia.portillo@laopinion.com

Brindar cuidados médicos a los millones de inmigrantes indocumentados podría llevar muy lejos a la economía de California.

No sólo estaría más saludable esta comunidad vulnerable, la cual contribuye un promedio de $2.6 mil millones en impuestos, sino que tendrían más posibilidades de ayudar al bienestar de la economía de California.

“Cuando una persona está sana, puede seguir trabajando, puede contribuir con impuestos, a la salud y el bienestar de sus hijos y otros miembros de la familia”, afirmó la doctora Helen DuPlessis, médico de St. John’s Well Child and Family Centers en Los Ángeles.

La salud es un tema importante para los trabajadores. Sin embargo, faltar al trabajo por enfermedad o laborar enfermo aporta una fuerza de trabajo poco fiable, con recortes de ingresos, lo cual afecta la economía de una manera negativa.

Alrededor de 1.4 millones de trabajadores inmigrantes indocumentados que carecen de seguro médico no son elegibles para cobertura a través de la expansión de Medi-Cal o Covered California, ambos beneficios de la Ley de Cuidado de Salud.

Los defensores de salud apoyan la propuesta de ley Salud para Todos del senador estatal Ricardo Lara, la cual convertiría el cuidado médico en un derecho y una opción para todos, sin importar el estatus migratorio. La medida ha sido detenida debido a que por el momento, no hay fondos para ella.

Sin embargo, los críticos y grupos anti-inmigrante piensan que los indocumentados utilizan las salas de urgencia excesivamente, lo cual eleva el costo de los cuidados médicos para todos los californianos, algo que claramente se contradice en un reciente estudio de la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA).

Los inmigrantes indocumentados en California no visitan las salas de emergencia con más frecuencia que los ciudadanos estadounidenses e inmigrantes que viven legalmente en este país, afirmó Nadereh Pourat, autora principal del estudio de UCLA que se dio a conocer en mayo.

“Nuestros resultados mostraron que las visitas [por inmigrantes indocumentados] no son más altas que [las de los] documentados”, señaló Pourat, profesora de la Administración de Políticas de Salud de la Facultad de Salud Pública en UCLA.

Y cuando eso ocurre, el estudio muestra que los californianos tienen que pagar más por los elevados costos médicos de las salas de urgencia, que cuestan alrededor de $1,349 por visita, a comparación de $145 por una consulta de rutina.

“La gran mayoría de los indocumentados en California son adultos de edad trabajadora, quienes contribuyen en gran medida a la economía de California, laborando en trabajos de esfuerzo físico, en la agricultura y en la construcción”, dijo Pourat. “Tiene sentido económico asegurarse de que tengan opciones de cobertura médica para que puedan mantenerse sanos”.

Brindar cobertura es más eficiente que el método actual de cuidados de emergencia episódicos, dijo Anthony Wright de Health Access California, refiriéndose a otro estudio reciente que detalla los costos relativamente modestos y grandes beneficios de la propuesta de ley SB 1005 de Lara, que brindaría una cobertura accesible al resto de personas sin seguro médico en California, incluyendo a los inmigrantes indocumentados.

“Esta es una manera de invertir en los cuidados de prevención y de mejorar nuestro sistema de salud para tener una comunidad más saludable y bajar los gastos a largo plazo para todos”, dijo Wright. “Es más difícil virar un barco con gente colgando de los lados de la nave.El abrir la puerta a todos los californianos significa que los que califican ya están aprovechando los beneficios, lo cual trae más fondos federales a California”.

Para más detalles: http://www.asegurate.com